Mundo

Científicos españoles generan biocombustible a partir de residuos de la producción de vino
Notimex Jueves 14 de Marzo de 2019
A- A A+

Ciudad de México.- Científicos de las universidades Politécnica de Madrid (UPM) y de Castilla la Mancha (UCLM), desarrollan un nuevo método para elaborar biocombustibles a partir de los residuos de la industria del vino.

Los especialistas del Grupo Estudios Ambientales y del Grupo de Combustibles y Motores han centrado sus investigaciones en el potencial de aceite de pepita de uva y bioetanol, materias obtenidas del proceso de producción de dicha bebida, y que se caracterizan por ser totalmente renovables.

Han centrado sus investigaciones en el potencial de aceite de pepita de uva y bioetanol, materias obtenidas del proceso de producción de dicha bebida, y que se caracterizan por ser totalmente renovables
Han centrado sus investigaciones en el potencial de aceite de pepita de uva y bioetanol, materias obtenidas del proceso de producción de dicha bebida, y que se caracterizan por ser totalmente renovables
(Foto: Especial)

Los residuos de la industria del vino constituyen una materia prima para el biodiesel, sobre todo en países con una importante producción vinícola. Ese aceite puede convertirse en biocombustible, mediante la reacción con bioetanol.

Tras el prensado de la uva para producir vinos y mostos, de los desechos se obtienen orujo, hollejo, raspón y pepitas de uva, y tan solo las pepitas contienen alrededor del siete por ciento de aceite, que puede ser extraído por prensado o con disolventes.

Las propiedades de este nuevo biocombustible son, de acuedo a los científicos, de alta calidad y cumplen los límites establecidos por las normas europeas y americanas en términos de densidad y poder calorífico.

En un comunicado, las instituciones educativas destacaron el proyecto científico ya que España es el tercer productor de vino en el mundo. Precisaron que su objetivo es diversificar las formas de obtener biocombustible, incrementando la diversidad de opciones y así contribuir a la sostenibilidad.

Con ese proceso, según reportaron los expertos, de los desechos de la industria vinícola podría alcanzar hasta 20 toneladas, cerca del dos por ciento del biocombustible que se consume actualmente en España.

Diversos países, como una medida para promover el uso de diversas fuentes de energía, impulsan la generación de biocombustibles. Una alternativa ha sido el empleo de materiales de desecho de la industria agroalimentaria.

Los biocombustibles sostenibles generados a partir de diferentes materias primas, enfatizaron, puede contribuir en un porcentaje alto a cubrir las necesidades energéticas mundiales para el transporte, evitando la dependencia del petróleo.