Municipios

Monasterio de las madres adoratrices de Uruapan, está colapsando
>>El edificio tiene más de 100 años de antigüedad
Grecia Ponce Jueves 14 de Marzo de 2019
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Esta colapsando monasterio del señor San José, de Adoratrices Perpetuas del Santísimo Sacramento esta ciudad, más conocido como el convento de las Madres Adoratrices; inmueble que tiene más de 100 años de haber sido construido.

Ya se desplomó el techo de una de las alas y temen que se venga abajo la barda oriente, ocasionando una desgracia, pero también tienen problemas con la parte poniente del inmueble; se registran socavones; el drenaje, que data de hace un siglo, enfrenta un grave deterioro y la instalación eléctrica requiere de una renovación.

Las religiosas, desde hace cuatro meses, pidieron apoyo al Gobierno Municipal, pero no han encontrado respuesta; el auxilio ha provenido de viejos amigos y ciudadanos que viven cerca de la zona donde se ubica la construcción.

a se desplomó una de las alas y temen que se venga abajo la barda oriente, ocasionando una desgracia
a se desplomó una de las alas y temen que se venga abajo la barda oriente, ocasionando una desgracia
(Foto: Grecia Ponce)

De todo esto habló la madre superiora del lugar, María Concepción Santos Angulo, cuyo nombre civil es Delia Santos, quien explicó, mientras mostraba la vigería apolillada que se retiró, que actualmente se está reparando el techo del ala que da a la calle Pino Suárez, la cual colapsó.

La entrevistada evocó que a principios de diciembre, ya por la noche, las nueve religiosas del monasterio escucharon un tremendo ruido. Al día siguiente observaron que se desplomó parte del techo del ala sur y parte de la barda del ala oriente, de tal manera que tuvo que acudir personal de Protección Civil.

El incidente pescó a las religiosas sin dinero y lo primero que hicieron fue retirar las tejas de barro de lo que quedó de ese techo, cuyas vigas estaban muy apolilladas.

En estos momentos esa parte ya casi está reparada, pero tres meses después siguen sin recibir respuesta del Gobierno Municipal al cual acudieron para pedir ayuda.

Quienes sí las han auxiliado, son familiares y amigos de la congregación, por lo que se han venido haciendo los arreglos.

Las religiosas, desde hace cuatro meses, pidieron apoyo al Gobierno Municipal
Las religiosas, desde hace cuatro meses, pidieron apoyo al Gobierno Municipal
(Foto: Grecia Ponce)

Por otra parte evocó que hace más de 100 años, las primeras de las 50 religiosas que llegó a tener el monasterio fueron comprando pedazo a pedazo, el predio donde el convento se localiza hoy.

Se enseñaron a elaborar y colocar mosaicos y ladrillos de adobe y fueron construyendo el edificio.

Rememoró la entrevistada que algunos trabajadores de la construcción que veían a las monjas que estaban trabajando en la edificación, comenzaron a ayudarlas y al terminar su horario laboral, se presentaban en el predio del número 76 de la calle Pino Suárez, para reforzar sus trabajos.

La madre superiora recordó que están organizando rifas, en las que se sortean obsequios que para ese fin les da la comunidad, con el propósito de seguirse allegando fondos para las reparaciones.

Cabe destacar que Delia o María Concepción Santos, como se le conoce en el ámbito religioso, es de Culiacán, Sinaloa y llegó a esta ciudad, hace unos 10 años en préstamo, ya que por esas fechas, por falta de personal, este convento estuvo a punto de cerrarse. Se solicitó su presencia aquí en Uruapan para fortalecer el monasterio.

De 50 religiosas, ya sólo quedan nueve, hace poco acaba de fallecer una de ellas y otra más es de edad avanzada y está enferma.

La congregación se sostiene de las ventas de objetos religiosos que se utilizan en ceremonias que se llevan a cabo en la capilla que se ubica ahí en el convento.