Especiales

Gana Michoacán batalla por la educación
Bruno Ontiveros Martes 9 de Abril de 2019
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Poco más de 29 mil 200 profesores y profesoras con plaza estatal serán reintegrados a la nómina federal, en un proceso que no se veía desde hace más de un cuarto de siglo en el país; la medida se concrete una vez que el presidente Andrés Manuel López Obrador, realice la declaratoria.

El 5 de abril anterior, en Zacapu, el titular del Ejecutivo federal afirmó su disposición a federalizar el sistema educativo en Michoacán, y un día más tarde anunció que promoverá un proceso similar en el sector salud.

“Estamos dispuestos, se lo he comentado al gobernador, y en la mejor disposición, para que se federalice todo el sistema educativo. Significa que la Federación se hace cargo de todo lo que tiene que ver con la educación en Michoacán” señaló ese viernes en Zacapu el mandatario de la nación.

El 5 de abril anterior, en Zacapu, el titular del Ejecutivo federal afirmó su disposición a federalizar el sistema educativo en Michoacán, y un día más tarde anunció que promoverá un proceso similar en el sector salud
El 5 de abril anterior, en Zacapu, el titular del Ejecutivo federal afirmó su disposición a federalizar el sistema educativo en Michoacán, y un día más tarde anunció que promoverá un proceso similar en el sector salud
(Foto: Especial)

El gobernador Silvano Aureoles Conejo calificó los hechos como “determinantes para la historia de nuestro estado, porque en esta histórica gira presidencial, el Gobierno de la República le hace justicia a nuestra entidad”.

Previó incluso que, con la decisión presidencial, vendrán “buenos tiempos para Michoacán, empezando por el fin del conflicto magisterial, y sobre todo, porque la educación de nuestros niños, niñas y jóvenes, no se verá más afectada por ello”.

Mientras tanto, casi 30 mil docentes esperan que el anuncio se concrete, ya que esto implica que les serán pagados sus bonos y salarios sin retraso.

Para la entidad, el acuerdo entre el presidente y el gobernador resultará esencial para contar con una estabilidad financiera en el territorio y, con ello, dar continuidad a los planes y procesos que buscan el desarrollo de las regiones y los sectores productivos.

Una solicitud histórica



El 26 de noviembre de 2018, el gobernador Silvano Aureoles Conejo anunció que Michoacán devolvería los servicios educativos de nivel Básico y Normal a la Federación, rompiendo así con un esquema centralista que había funcionado 26 años en detrimento de la estabilidad financiera estatal.

Según la información oficial, para este 2019 la administración estatal debería ejercer un gasto anual de 7 mil 785 millones de pesos en la nómina educativa estatal, donde también se incluía el pago de 23 bonos pactados por administraciones anteriores. La cuestión, es que las finanzas estatales apenas podían cumplir con la mitad de esa carga presupuestal.

No habrá más discriminación a los maestros estatales, porque sus pagos serán ejecutados en tiempo y forma
No habrá más discriminación a los maestros estatales, porque sus pagos serán ejecutados en tiempo y forma
(Foto: Especial)

Incluso, el 4 de abril anterior, el gobernador Aureoles presentó en conferencia de medios un “Plan para el Desarrollo y Fortalecimiento de las Finanzas Públicas”, que implicaba un reajuste al gasto público estatal por 2 mil millones de pesos, con el fin primordial de hacer frente al gasto en materia educativa.

Dicho plan, dijo el Ejecutivo estatal, daría seguimiento a los trabajos encauzados desde hace tres años para el saneamiento y reactivación de las finanzas estatales, los cuales han significado la disminución del 30 por ciento de la burocracia estatal, la reducción de los salarios de funcionarios públicos –incluido el propio, en 25 por ciento–, la eliminación de gratificaciones y viáticos y otras medidas que, sin embargo, resultaban insuficientes.

Incluso con el ajuste del gasto, todavía faltarían mil 600 millones de pesos para cubrir la nómina estatal este año, de acuerdo con Aureoles Conejo.

El propio el presidente de la República aceptó que el recurso que envía la Federación para pago de nómina “no alcanza porque ha ido creciendo la demanda educativa y la Federación no ha apoyado, y les hace falta presupuesto. Por eso vamos a hacer una sola nómina y la Federación se va a hacer cargo de pagarles a todos los maestros”.

Así, la respuesta de la Federación al proceso encauzado por Michoacán para lograr un nuevo acuerdo en materia educativa, resulta “histórica” para nuestro territorio y, probablemente, para otras entidades que también requieren un nuevo marco de colaboración, como Oaxaca (Cambio de Michoacán, 31/03/19).

Fin del conflicto magisterial



De acuerdo con el gobernador Aureoles Conejo, la decisión del presidente López Obrador pondría “fin al conflicto magisterial” que ha mermado la educción michoacana por más de tres décadas.

La presencia y presión de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), durante 37 años en la entidad, ha influido no sólo en los acuerdos y minutas signadas con las administraciones en el estado desde 1995 (un total de 25, según un reporte anterior; Cambio de Michoacán 4/03/19) sino que, más importante, ha influido en el desarrollo de la propia educación estatal.

Pero ahora “se avizora el fin del conflicto magisterial” –afirmó el gobernador michoacano el día 6 de abril en Morelia– el cual ha provocado durante un largo tiempo “una confrontación inútil e injusta” entre el Gobierno del Estado y las maestras y los maestros que protestaban en demanda legítima del salario.

No habrá más discriminación a los maestros estatales, porque sus pagos serán ejecutados en tiempo y forma, de manera que las actividades en la educación básica fluirán según el calendario, pues no habrá razón de conflicto.

López Obrador advirtió que será un proceso paulatino, antes se realizará un censo el número y disposición de todos los maestros y maestras de nivel básico en Michoacán. Pero, una vez que se concluya, “vamos a buscar que sea como en la Ciudad de México y vamos a hacer que los maestros estatales se federalicen”.

Con este paso, consideró a su vez el gobernador de Michoacán, se está salvando el desarrollo financiero del estado y “dándole viabilidad a los anhelos y aspiraciones de nuestra gente”.

Pero también se abre un nuevo capítulo en la relación entre nuestro estado y la Federación, en términos de una colaboración cercana, apartidista y puntual en la solución de las problemáticas más importantes, “desterrar la pobreza y la marginación de nuestra tierra”, expresó Aureoles Conejo.

Comentarios