Municipios

Exitoso, 2° Festival de Huetamenses al Rescate de sus Tradiciones
Ángel Ramírez Ortuño Domingo 21 de Abril de 2019
A- A A+

Huetamo, Michoacán.- Tal como se esperaba, con el amanecer del sábado 20 de abril se intensificaron las actividades en el siempre verde y florido jardín Juárez de Huetamo, seleccionado en esta ocasión como sede del 2° Festival de Huetamenses al Rescate de sus Tradiciones 2019 que arrancó en punto de las 10:00 de la mañana.



Las homenajeadas del 2° Festival de Huetamenses  al Rescate de sus Tradiciones, Esperanza Hurtado y Azminda Aguilar con sus cuelgas de pan
Las homenajeadas del 2° Festival de Huetamenses al Rescate de sus Tradiciones, Esperanza Hurtado y Azminda Aguilar con sus cuelgas de pan
(Foto: Ángel Ramírez Ortuño)

Mención especial se llevó el homenaje post mortem de don Evaristo Galarza, que arrancó los homenajes, y para tal fin ahí estaban presentes su sombrero de 80 vueltas confeccionado en Tlapehuala, su blanca guayabera, sus guaraches blancos y el paliacate rojo, el infaltable violín con su vara y una foto espectacular del recientemente fallecido popular violinista, ganador del Premio Estatal Eréndira, todo dentro de un evento que se transmitió en vico por Telecable de Tierra Caliente, y que tuvo una asistencia superior a las tres mil personas, y donde también estuvieron presentes los libros regionales y una embajada de creadores culturales de Guerrero, como Goyo Urieta, Mario Ruiz Santamaría, Delfino Hernández, Víctor Manuel Arias Castillo, Francisco Vega y el Doctor Almonte Hilario atendidos por Kique Echenique y este corresponsal.

Con un multicolor decorado en sus cuatro costados, como nunca antes lució pleno de colorido e iluminación el citado jardín Juárez, donde en cada costado se instalaron puestos artesanales, cocineras tradicionales, expositores de orfebrería, sombrerería, huaraches, dulcería y hasta cocinas tradicionales de barro surgieron a la vista de los visitantes, y más allá el espacio principal que ocupó la Casa de la Cultura de Huetamo adornada con delicadeza y buen gusto, un espacio para el Tecnológico de Huetamo, los expositores de Zirándaro y Carácuaro y del otro lado un espacio de los productores del melón, de la Maestra María Elena Luna y otro para El Guache Calentano, entro otros.

El inolvidable evento contó con tres tiempos, por la mañana el arranque inaugural que rebasó las expectativas de asistencia, entre visitantes, turistas y migrantes, y que se corrió hasta el mediodía, para dar paso a las embajadas musicales de Zirándaro y sus excelsos zapateadores, entre ellos varios niños, quienes alternaron con los chamacos músicos de Tiquicheo y los de Huetamo, por la tarde participaron varias danzas, de Carácuaro, del Colegio de Bachilleres, del Tecnológico de Huetamo, y “Sonidos del Balsas” con el violín de Toñito Galarza, bisnieto de Evaristo Galarza, y concluir el evento entrada la noche con la plena satisfacción de haber logrado el objetico, rescatar tradiciones y costumbres, como el de las “Maringuillas”.