Mundo

El Congreso estadounidense fracasa en su intento de refrenar a Trump
Redacción Martes 7 de Mayo de 2019
A- A A+

Washington, D.C.- Los demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos bien podrían ahorrarles tiempo a todos y declarar a toda la administración de Trump en desacato al Congreso.

Repetidamente, la Casa Blanca ha mostrado el más puro desdén por uno de los principios fundamentales de la democracia estadounidense —los frenos y contrapesos de la vigilancia legislativa— en una serie de duelos cada vez más intensos.

Tan solo el lunes, 6 de mayo, una comisión de la cámara baja, encabezada por los demócratas, tenía programada una votación para declarar en desacato al secretario de Justicia, William Barr, por haberse negado a enviar al Congreso una versión sin supresiones del informe del fiscal especial Robert Mueller.

Más tarde, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, declinó la petición de entregar las declaraciones de impuestos de Trump basada en una disposición poco usada de la ley que rige al Servicio de Recaudación Interna (IRS). Richard Neil, presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, dijo que buscaría asesoría jurídica, pero es inevitable una batalla en los juzgados. No sorprendería a nadie que a final de cuentas, declaren también a Mnuchin en desacato.

Donald Trump puede aprovechar las investigaciones en nsu contra en el Congreso de cara a las elecciones de 2020 para acusar a los demócratas de perseguirlo injustamente
Donald Trump puede aprovechar las investigaciones en nsu contra en el Congreso de cara a las elecciones de 2020 para acusar a los demócratas de perseguirlo injustamente
(Foto: Especial)

Los demócratas también podrían votar a favor de declarar en desacato al exasesor de la presidencia de Trump, Don McGahn, si no entrega los documentos sobre la investigación de Rusia antes del martes a las 10 am, hora del Este de Estados Unidos, según declaró a CNN una fuente involucrada en las discusiones. La Casa Blanca indicó que podría invocar el privilegio ejecutivo para evitar que McGahn entregue los documentos y declare.

Por otro lado, el exabogado personal de Trump, Michael Cohen, fue a prisión, en parte por un delito en el que Trump estuvo implicado. Además, un grupo de 450 exfuncionarios del Departamento de Justicia, de ambos partidos, declaró que Trump ya habría sido "denunciado varias veces por obstrucción" si no fuera presidente.

Trump también está aumentando la presión sobre Barr para impedir que Mueller comparezca ante el Congreso luego de que impidió que otros funcionarios rindieran declaración y de que interpusiera demandas personales para obstruir los requerimientos de sus expedientes financieros.

A la larga, el enfrentamiento entre la Casa Blanca y los demócratas del Capitolio amenaza con inclinar aún más la balanza del poder en Washington hacia el poder ejecutivo y hacia un presidente con cada vez menos restricciones.

"No podemos dejar que este mal presidente siente un mal precedente", dijo Lloyd Doggett, diputado demócrata por Texas. "Si Trump vuelve a enfrentarse al silencio de los republicanos y a la timidez de los demócratas, seguirá erosionando nuestra democracia porque adquirirá más y más poder".

Más información en: https://expansion.mx