Economía

Por evitar el alza de la gasolina, Hacienda compromete ingresos
Redacción Jueves 9 de Mayo de 2019
A- A A+

Ciudad de México.- La apuesta de la Secretaría de Hacienda para contener el alza del precio de los combustibles por medio de estímulos fiscales le ha funcionado en los primeros meses de la actual administración, sin embargo, el costo de esta jugada se reflejará en los ingresos tributarios esperados para 2019, justo cuando el gobierno está teniendo problemas para reactivar la recaudación.

“Si el objetivo es contener los aumentos de los precios de la gasolina sí ha cumplido en esto, pero tiene un costo en los ingresos tributarios”, señaló en entrevista Alejandro Limón, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El estímulo aplicado a la cuota del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de los precios de la gasolinas Magna y Premium ha tocado su máximo del actual gobierno, debido al alza en los precios internacionales de referencia. En la última publicación, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el estímulo fiscal aplicado ascendió a 41.6%, 18.57% para Premium y 30.66% del diésel, para la semana del 4 al 10 de mayo de 2019.

El estímulo aplicado a la cuota del IEPS de los precios de la gasolinas Magna y Premium ha tocado su máximo del actual gobierno, debido al alza en los precios internacionales de referencia
El estímulo aplicado a la cuota del IEPS de los precios de la gasolinas Magna y Premium ha tocado su máximo del actual gobierno, debido al alza en los precios internacionales de referencia
(Foto: ACG)

Con estos niveles, el consumidor paga 2.8 pesos por litro de IEPS para la gasolina regular y no 4.81 pesos por litro aprobados en Ia Ley de Ingresos vigente. El gobierno estima percibir 437,900 millones de pesos (mdp) del IEPS en 2019, de los cuales 61% son por el concepto de combustibles.

De acuerdo con estimaciones de BBVA Bancomer, la pérdida recaudatoria por concepto de IEPS de gasolina y diésel es de 49,371 mdp para 2019 si se mantiene el estímulo fiscal. Según los cálculos del banco, bajo este escenario, los ingresos tributarios retrocederían 1.6 puntos porcentuales de su crecimiento estimado, a 2.2% anual.

Arnulfo Rodríguez, analista de BBVA Bancomer, explicó que la probabilidad de que permanezca el estímulo por el resto del año tendría que ser baja, pues -agregó- en caso contrario tendría que hacer recortes por el monto que perderá en esta recaudación.

Para los primeros tres meses de este año, los ingresos tributarios ascendieron a 857,996 mdp, monto que es inferior en 3,471 mdp de lo programado para el periodo.

El gobierno se queda sin margen para percibir mayor dinero con una producción petrolera menguada y sin una reforma fiscal en al menos tres años. El único rubro con margen de maniobra es el gasto.

Los recortes al gasto corriente tendrían que ser mayores si no se estabiliza la producción petrolera y no hay una reforma fiscal, explicó Arnulfo Rodríguez, de BBVA Bancomer.

Más información en: https://expansion.mx