Municipios

Comuneros, ejidatarios y pequeños propietarios de Uruapan, denuncian a incendiarios y otros delitos ambientales
Grecia Ponce Martes 21 de Mayo de 2019
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Comuneros, ejidatarios y pequeños propietarios de Uruapan, denunciaron a un grupo de gente armada que le está prendiendo fuego a los bosques de la localidad.

Pero además este grupo estaría cometiendo una serie de extorsiones, secuestros, cambio de uso del suelo, tala ilegal, venta de predios, que no le pertenecen, robo de tubería de redes de agua, que abastecen a los afectados; construcción de caminos para ingresar a predios boscosos a fin de depredarlos y atentar en contra del "derecho humano al medio ambiente".

Por ello las víctimas le solicitaron por escrito a la XXI Zona Militar, con residencia en Morelia, que tanto la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y personal de la Fiscalía de Atención Especializada a Delitos del Medio Ambiente instalen un operativo de vigilancia permanente y retenes.

Se trata de gente armada que provoca incendios forestales en nuestros bosques
Se trata de gente armada que provoca incendios forestales en nuestros bosques
(Foto: Grecia Ponce)

Mediante sendos oficios, la Comunidad Indígena del Barrio de San Francisco, los ejidos de San Andrés Corú; el de Toreo el Alto y su Anexo el Bajo; el ejido de Zirapóndiro, el de Tiamba y pequeños propietarios, señalaron a habitantes de un núcleo agrario, de este mismo municipio de Uruapan, como los responsables de esos actos.

Los afectados dicen que las personas señaladas siguen realizando "multiples acciones como tala de árboles y otras coníferas, cambio de uso del suelo"; afectación en flora y fauna, venta de parcelas y robo de tubos de agua, de manantiales, que desvían hacia su comunidad.

Pero además destruyen el entorno natural al introducir en el bosque maquinaria pesada para construir un camino que les permite ingresar a predios forestales, a fin de robarse la madera.

Otro de los señalamientos indica que se trata de gente armada que provoca incendios forestales en nuestros bosques y amén de los secuestros y extorsión de personas, de nuestros grupos agrarios".

Ante esta situación que atenta en contra de la integridad física y bienes de los comuneros, ejidatarios y pequeños propietarios afectados, piden que se establezca un retén, de forma permanente, en el poblado de Tiamba y que se comisione a elementos de la Fiscalía y del Ejército Mexicano, para la vigilancia de los predios agrarios que están siendo perjudicados con esta ola de irregularidades y de terror.