Municipios

De manera pacífica campesinos de Uruapan impiden el remate de su casa ejidal
Grecia Ponce Jueves 6 de Junio de 2019
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- De manera pacífica ejidatarios de San Francisco, impidieron un embargo y posterior remate de la casa ejidal.

A los ejidatarios se les demandó por un supuesto incumplimiento de pago por servicios profesionales, pero los campesinos argumentan que en primer lugar ,sí le han estado pagando al particular que reclama los honorarios y que en segundo el prestador de servicios incumplió el contrato, al hacer mal una serie de mediciones de predios.

Se les demandó por un supuesto incumplimiento de pago por servicios
Se les demandó por un supuesto incumplimiento de pago por servicios
(Foto: Grecia Ponce)

De esto habló el presidente del Comisariado Ejidal, Noé Godínez Arredondo, quien indicó que ante el Juzgado Primero de lo Civil se presentaron varios de los 330 ejidatarios, a fin de ejercer presión al apostarse afuera del mencionado tribunal, pero sin afectar a terceros.

El entrevistado expuso que en el 2002 se contrató a José Arnoldo González, para realizar unas mediciones destinadas a regularizar a diversas colonias, situadas en propiedad ejidal, dentro del Programa de Certificación Agraria (PROCEDE).

Para esto se convino "con el ingeniero" que se le iría pagando conforme el trabajo fuera avanzando, pero que el trabajo no se apegó al contrato, ya que dichas mediciones no fueron las correctas y esto le generó problemas al ejido, que aún arrastra.

Por otro lado manifestó, que originalmente se había pactado con el prestador de servicios que se le iría pagando en parcialidades; condición con la que el ejido ha estado cumpliendo, como lo demuestra el hecho de que se le han entregado 2 millones de un total de 24 millones de pesos, por los servicios prestados.

Sin embargo, el demandante promovió una querella en contra del que con 7 mil 403 hectáreas, es el ejido más grande de la región.

Godínez Arredondo indicó, que se acordó que conforme las personas fueran regularizando sus solares o predios, se le iría dando dinero, pero que el profesional optó por demandar y se condenó al ejido a pagar el importe total de las mediciones y trámites de regularización.

Dijo también que la parte demandada no se niega a pagar, como lo demuestra el hecho de que se le ha estado entregando parte de la cantidad acordada; que por fortuna por lo menos se congeló el monto de la deuda y se fijó un plazo de seis años para liquidar, pero que los ejidatarios por la vía pacífica seguirán defendiendo su patrimonio.