País

Separar el asunto migratorio del comercial era urgente, se√Īala Ebrard
Redacción Martes 11 de Junio de 2019
A- A A+

Ciudad de México.- La cancelación de los aranceles que el presidente de Estados Unidos prometió contra México es algo para celebrarse, pues se evitó una guerra arancelaria de gran impacto para la economía de México, aseguró este martes Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores (SRE) de México.

"En la relación con los Estados Unidos la prioridad es que sea ratificado el T-MEC y que preferentemente no tengamos una mezcla de diferentes temas (refiriéndose a la migración). Siempre, lo más fácil es el conflicto, pero no necesariamente lo más eficaz", aseguró este martes durante su participación en la Reunión Nacional de Consejeros Regionales de BBVA México.

Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores
Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores
(Foto: Especial)

Seg√ļn datos de Expansi√≥n, el mi√©rcoles pasado, el canciller mexicano viaj√≥ a Estados Unidos luego de que el presidente Donald Trump amenaz√≥ con imponer aranceles graduales a todos los bienes de M√©xico, empezando desde un 5% este lunes. Tras presurosos d√≠as de negociaciones el gobierno de M√©xico logr√≥ una tregua con Estados Unidos.

El acuerdo fue el despliegue de elementos de la Guardia Nacional y dar protección a los migrantes que estén solicitando asilo en Estados Unidos para que permanezcan en México, donde se les ofrecerán oportunidades laborales a ellos y sus familias.

"Estados Unidos propone que se tome una medida legal y que México acceda a ser un tercer país seguro. México lo que dice es 'estamos tomando una serie de medidas' y así fue como se llegó a un acuerdo donde el pazo es de 90 días y tendremos una reunión a los 45 días", dijo el canciller.

Ebrard a√Īadi√≥ que el tema migratorio fue algo que de repente se puso en la mesa y que el gobierno actual no quiere entrar en conflicto de asunto comercial con Estados Unidos, ya que afectar√≠a a la econom√≠a de M√©xico y las implicaciones en la ratificaci√≥n del T-MEC. De esta forma, la urgencia del gobierno mexicano era separar el tema migratorio del comercial.

"Lo que dijimos es: 'veamos qu√© parte podemos aceptar, qu√© es razonable y qu√© est√° en nuestras manos, y separemos el tema de comercio de la migraci√≥n'", se√Īal√≥.

El canciller también aseguró que el gobierno mexicano tendrá que organizar la frontera sur de otra forma y agradeció al Consejo Coordinador Empresarial (CCE) por haber ayudado en las negociaciones.

"Estamos agradecidos con el CCE, fueron un aliado extraordinario. Estuvimos en días muy difíciles, horas muy largas y fueron a tocar la puerta de muchas organizaciones y empresas para la causa de México: la sensatez y la moderación", dijo.

Finalmente, agradeció al presidente Donald Trump por estar "anuente" y aplazar los aranceles.