Mundo

Sarah Sanders, la vocera de Donald Trump, dejará la Casa Blanca a finales de junio
Redacción Jueves 13 de Junio de 2019
A- A A+

Ciudad de México.- La vocera del presidente Donald Trump, Sarah Huckabee Sanders, dejará la Casa Blanca a finales de junio, informó el mandatario en su cuenta de Twitter este jueves.

De acuerdo con Expansión, Sanders regresará a su estado natal, Arkansas, después de tres años y medio como parte del equipo de trabajo de Donald Trump, primero como su consejera de campaña y desde julio de 2017, como su secretaria de prensa.

 El presidente Trump dijo que espera que Sarah Sanders se postule como gobernadora de Arkansas, puesto que estará vacante hasta enero de 2023
El presidente Trump dijo que espera que Sarah Sanders se postule como gobernadora de Arkansas, puesto que estará vacante hasta enero de 2023
(Foto: Especial)

"¡Ella es una persona muy especial con talentos extraordinarios, quien ha hecho un increíble trabajo! Espero que decida lanzarse para ser gobernadora de Arkansas, ella sería fantastica. Sarah, gracias por un trabajo bien hecho", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

"Este ha sido el orgullo de mi vida, y más con este presidente que ha hecho tanto en estos dos años y medio", dijo la aún vocera en una conferencia de prensa. Dijo que podrá dedicar más a sus tres hijos.

En conversaciones privadas en las últimas semanas, Sanders ha manifestado su intención de contender por la gubernatura de su estado natal, según dos personas familiarizadas con las conversaciones dijeron a CNN. El gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, fue reelegido el año pasado, así que, a menos que renuncie antes de tiempo (o sea designado para algo), la oficina del gobernador en Little Rock no estará abierta hasta enero de 2023.

Ella les ha dicho a sus colegas y amigos que cree que postularse para un cargo sería un buen paso para ella, en lugar de aceptar un empleo en la televisión a su partida.

Huckabee Sanders es la segunda secretaria de prensa de Donald Trump. Sean Spicer dimitió como portavoz de la Casa Blanca seis meses después del inicio del gobierno de Donald Trump, tras varias semanas ausente de sus funciones.