Escenarios

Ante piratería, el cine mexicano deja de apostar por el DVD y Blu-ray
Redacción Domingo 16 de Junio de 2019
A- A A+

Ciudad de México.- En el 2018, la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC) autorizó sólo 13 títulos en DVD de los estrenos mexicanos del año, y en Blu-ray fue peor. Sólo cuatro títulos buscaron el permiso.

“La venta autorizada de contenidos audiovisuales en soportes DVD y Blu-ray ha disminuido de manera constante en los últimos años. En el 2018, RTC autorizó en total la comercialización en DVD de 44 títulos mexicanos, en un mercado ampliamente dominado por las producciones estadunidenses con el mayor porcentaje de autorizaciones”, se señala en el Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2018 publicado por el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine).

Las películas más pirateadas en el 2018 fueron Una mujer sin filtro, La prima, Eres mi pasión, Tramposos con suerte y Dibujando el cielo
Las películas más pirateadas en el 2018 fueron Una mujer sin filtro, La prima, Eres mi pasión, Tramposos con suerte y Dibujando el cielo
(Foto: Especial)

En cambio, Hollywood sigue apostando por esos formatos. El año pasado le fueron autorizados 263 DVD y 95 Blu-ray, con lo que domina 62% del mercado, mientras que México apenas tiene 10.5 por ciento.

Las compañías que apuestan por estos formatos aseguran que el mercado va en declive y la realidad es que para el cine mexicano tampoco es un gran negocio. Las ganancias por la ventas de estos formatos, si llega a existir, es mínima, y se da después de un año o más. En México existen empresas que no tiran la toalla, como Zima, Gussi y Alfhaville.

Entre las películas mexicanas autorizadas para DVD se encuentran títulos del 2018 como Sueño en otro idioma (Gussi), Una mujer sin filtro, American Curious y Sacúdete las penas y como curiosidad se autorizó en DVD El grito (1976) para la Universidad Nacional Autónoma de México.

Según los datos, en el 2018 no se autorizó ningún DVD “AA” de cine mexicano para niños, la mayoría fue clasificación “A”, “ B” y “B15”, incluso se dio una autorización en clasificación “D” a la película Tenemos la carne, por su alto contenido violento.

Otro problema es que 53 películas mexicanas estrenadas en salas en el 2018 se localizaron en el mercado informal de DVD/Blu-ray.

Más información en: https://www.eleconomista.com.mx