Sociedad

Acuerdo sobre federalización de nómina magisterial se establecerá cuando concluya auditoría, señala Silvano
Jaime Lucero Lunes 1 de Julio de 2019
A- A A+

Morelia, Michoacán- Al momento en que concluya la indagatoria que realiza la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en los centros de trabajo de los profesores de Michoacán y como para el día 15 de junio se podría analizar el establecer una reunión entre el Ejecutivo estatal y el federal, así lo indicó Silvano Aureoles Conejo, gobernador del estado.

Refirió que se cumplió con los requerimientos de información que le solicitó el gobierno federal, por lo que ya se avanzó, y de no concretarse el pago de salarios a parte de los docentes, la misma Federación tendría que ofrecer apoyos en recursos para solventar los gastos para finalizar el año, aunque hasta este mes dijo que se logró llegar con cero déficit.

El gobernador manifestó que existe comunicación constante con las secretarías de Educación Pública (SEP) y de Hacienda y Crédito Público (SHCP), cuyos titulares estarían en condiciones de hacerle un planteamiento al presidente de la República, y entonces “ver si este año iniciamos con la federalización de la nómina”.

Silvano Aureoles Conejo, gobernador del estado
Silvano Aureoles Conejo, gobernador del estado
(Foto: ACG)

Compartió que podría ser que se dé un avance este año para que la Federación pague una parte de los trabajadores del sector educativo y se seguiría el año que viene ya con un nuevo presupuesto y con nuevas reglas.

Detalló que de no darse el supuesto anterior, “tendría que haber de todos modos un mecanismo de apoyo extraordinario para poder cerrar el año, ya que no tenemos y ahí si ya no habría condiciones”.

Se contiene crecimiento de la deuda pública



El jefe del Ejecutivo estatal mencionó que su gobierno ha logrado contener el incremento de la deuda con la que había iniciado la administración en octubre de 2015, ya que se logró ahorrar hasta 2 mil millones de pesos, por lo que se puede decir que hasta hoy el estado tiene finanzas sanas.

Declaró en rueda de prensa que la deuda a proveedores que alcanzaba los 14 mil millones de pesos, se ha logrado pagar ya 8 mil millones, además de que, para contrarrestar la deuda total de Michoacán, que es de 32 mil millones de pesos, se emprendió un plan de austeridad y se fortaleció el sistema de recaudación.

Dijo que además del problema con la nómina magisterial que ha mermado en las finanzas del estado, también estaba el asunto con los diversos adeudos con bancos, que ascendían a 18 mil millones de pesos, así como la deuda a proveedores, que era superior a los 14 mil millones de pesos incluyendo las participaciones a municipios.

Aureoles Conejo enfatizó que desde el inicio de su administración a la fecha el estado tuvo un crecimiento histórico de 150 por ciento en la recaudación, lo que permitirá cerrar el año con 10 por ciento de recursos propios, además de que mejoraron los resultados de las calificadoras en materia financiera.

Ha servido la austeridad



El mandatario estatal contempló que las acciones por austeridad ayudaron a mejorar las finanzas, con la reducción de salarios a funcionarios de primer nivel y también 15 dependencias de gobierno fueron liquidadas, desaparecidas o reestructuradas.
Aunque dijo que aún falta por hacer en el tema de recaudación ya que en el tema vehicular más de 500 mil ciudadanos se encuentra con morosidad, y eso es más del 50 por ciento del padrón de personas que cuenta con algún automotor y no ha cumplido con el tema de refrendo.



Reporte de la ASF

De acuerdo con el primer informe de la Cuenta Pública 2018 que hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y que presentó el pasado 29 de junio, en diversos estados del país, de los 95 mil millones de pesos que se destinaron a las 32 entidades federativas provenientes del Fondo de Aportación para los Servicios de Salud (FASSA), observó irregularidades por 4 mil 932 millones de pesos.

En el documento se señala que los gobiernos estatales invirtieron miles de millones sin que luego aportaran la documentación que comprobara en qué se gastaron el dinero y cómo.

Gastaron 153 millones de pesos del Fondo federal en pagos a personal médico que no fue localizado en su centro de trabajo y del que no se acreditó su existencia, así como en pagar prestaciones y estímulos económicos no autorizados a funcionarios del sector Salud.

También existen otros aspectos como conceptos de nómina no autorizados; bienes adquiridos no localizados o que no operan, o servicios no realizados; recursos no entregados a los ejecutores; adquisición de medicinas no incluidas en el cuadro básico de medicamentos, entre otros.

Como resultado de dicha auditoría, en Michoacán se observaron irregularidades por 223 millones de pesos.