Municipios

Herido de muerte, predio La Frescura del Ejido Zumpimito en Uruapan
Grecia Ponce Lunes 8 de Julio de 2019
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Herido de muerte se encuentra el predio La Frescura del Ejido Zumpimito, en donde los incendios forestales, durante este año dejaron devastación.

Unas 20 hectáreas donde había pinos jóvenes y centenarios quedaron convertidos en carbón; la flora y la fauna quedó severamente afectada y hasta el manantial San Antonio ha visto reducir su aforo

A fin de ayudarle a la naturaleza, medio centenar de personas dieron los primero pasos para salvar ese bosque, mediante la reforestación y el pasado sábado se reunieron, teniendo como meta plantar más de 30 mil pinitos.

La actividad fue convocada por la Junta Local de Sanidad Vegetal de Uruapan, cuyos directivos se coordinaron con ejidatarios, pequeños productores de aguacate y directivos de la mencionada JLSV.

Predio La Frescura del Ejido Zumpimito
Predio La Frescura del Ejido Zumpimito
(Foto: Grecia Ponce)

El presidente de la Junta, Iván Vargas Aguilar, explicó que se inició esta reforestación con más de tres mil pinitos y que se trata de la segunda reforestación anual que organiza este organismo auxiliar.

Añadió que con anterioridad se distribuyeron entre pequeños productores del municipio otros 40 mil arbolitos, a fin de reforestar otros predios dañados por la lumbre.

Por su parte, Iván García Carrillo, ejidatario de Zumpimito deploró que le han prendido fuego al bosque; que como consecuencia del daño a esos terrenos ya está haciendo falta el agua e incluso destacó, que se ha venido reduciendo el aforo del manantial San Antonio.

En su turno, Martín Toral Cirilo, vocal de la JLSV de Uruapan indicó que con la reforestación también se busca concientizar a los productores, a fin de buscar un equilibrio ecológico.

Varios de los participantes señalaron que lo que pretenden es ayudarle a la naturaleza para que las nuevas generaciones tengan garantizado el oxígeno que necesitarán para vivir; pero también porque sueñan con que niños y jóvenes logren disfrutar de esa parte del bosque, como cuando sus padres y abuelos eran pequeños.

El pasado sábado, se llevó a cabo una reforestación
El pasado sábado, se llevó a cabo una reforestación
(Foto: Grecia Ponce)

El bosque del ejido Zumpimito es uno de los más portentosos pulmones de Uruapan y aunque no ha tenido tantos reflectores como los cerros de La Cruz y de Jicalán, los pinos que lo sustentan desaparecieron en minutos o resultaron severamente dañados durante un incendio forestal, hace un par de meses.

El pasado sábado, se llevó a cabo una reforestación, faena durante la cual se pudo comprobar que el bosque presenta signos de regeneración natural, ya que entre los troncos carbonizados se dejaban ver pinitos que habían brotado.

Los participantes se reunieron desde las 8:00 horas afuera de la facultad de agrobiología, Presidente Juárez de esta ciudad, a fin dirigirse desde ahí al predio La Frescura.

Al llegar de inmediato, niños y adultos comenzaron a trabajar y sólo se detuvieron durante unos momentos para desayunar las tortas que los propios participantes prepararon para ser compartidas.