Municipios

Vecinos de la calle Tejeda apoyan con alimentos a los que se quedaron sin casa en Uruapan
Grecia Ponce Martes 6 de Agosto de 2019
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Vecinos de la calle Tejeda, en la colonia Bellavista, apoyaron con alimentos a los que se quedaron si casa. Tanto a integrantes de las cuatro familias que perdieron todas sus pertenencias, junto con una vivienda de dos pisos que se tragó la tierra, como a la familia de seis personas, cuya casa fue declarada inhabitable por Protección Civil Municipal.

Mientras tanto, la señora Yasmín Viveros, propietaria de la vivienda marcada con el número 667(que quedó fracturada, pues es una de las que se encuentran sobre el socavón gigante y está junto a la que terminó dentro de una gigantesca oquedad), manifestó que en el albergue del Comité Municipal del DIF, que se localiza en la Casa Pamar dejó en la calle a varios de los afectados, durante la noche del lunes.

Los afectados, notificaron al albergue que llegarían alrededor de las 23:00 horas, pues estaban trabajando en el rescate de pertenencias y el desalojo de la casa número 667
Los afectados, notificaron al albergue que llegarían alrededor de las 23:00 horas, pues estaban trabajando en el rescate de pertenencias y el desalojo de la casa número 667
(Foto: Grecia Ponce)

Lo que pasó de acuerdo a lo que informó la entrevistada y a un video que compartió con esta corresponsal, fue que le avisaron al personal de ese albergue, que no podían acudir al mismo, a las siete de la noche para descansar ahí, ya que estaban tratando de recuperar con ayuda de los vecinos algunas de las pertenencias que habían ido a parar al abismo.

Los afectados, notificaron al albergue que llegarían alrededor de las 23:00 horas, pues estaban trabajando en el rescate de pertenencias y el desalojo de la casa número 667.

Sin embargo, cuando llegaron al albergue, nadie les abrió, así que se regresaron a su colonia y unos durmieron al pie del socavón, otros en la casa declarada inhabitable y otros más con familiares.

Cabe mencionar que continúan los derrumbes tanto en la bodega del número 650 como en la casa del número 665, mientras que los afectados están siendo apoyados con alimentos por sus vecinos, quienes también están almacenando las pertenencias de los que perdieron sus viviendas.