Escenarios

La cantante nos dice ‘Quiero que laringes mexicanas coloreen mi música’
Redacción Sábado 17 de Agosto de 2019
A- A A+

Ciudad de México.- Björk se ríe con la primera pregunta. ¿Fue Lucrecia Martel el único ser humano capaz de traducir el universo de Utopia para el show Cornucopia? Uno, porque la islandesa sabe que artísticamente sus construcciones son complejas y la gente así las considera, y dos, piensa que las flautas dentro de su disco son el sonido de jirafas albinas.

Y la cineasta y guionista argentina no la decepcionó.

Ja, ja, ja, ja, sí”, comienza en entrevista con Excélsior, “me parece que algo dentro de mí, mi instinto, me dijo que teníamos puntos de vista sobre el mundo en común, similares declaraciones que ambas quisimos hacer y quizá, lo más importante, el mismo sentido del humor”, comparte la cantante.

Basta con saber que Lucrecia es una intelectual, buena y cercana amiga de Fito Páez, feminista y realizadora de cintas como La Ciénaga, La Niña Santa y Zama, ésta con Daniel Giménez Cacho como protagonista.

Mucho en común con la islandesa.

Durante sus shows en Nueva York, Björk fue acompañada por un coro que llevó desde Islandia; sin embargo, para sus cinco conciertos en México contará con el coro universitario Staccato
Durante sus shows en Nueva York, Björk fue acompañada por un coro que llevó desde Islandia; sin embargo, para sus cinco conciertos en México contará con el coro universitario Staccato
(Foto: Especial)

"El periodo entero de esta historia comenzó en 2015 al escribir la frase ‘se levantaron mis sentidos’ y han tenido muchas etapas desde entonces, tanto para mí como con los colaboradores. Escribí las canciones, los arreglos de flauta, produje las rolas, algunas con (la productora) Arca, y a partir de aquí recopilé referencias para pedir el apoyo de colaboradores visuales.

"Fue en enero cuando le pedí a Lucrecia que dirigiera el show a nivel teatral, se hicieron videos, máscaras, se estableció el mundo utópico y fue desafiante para ella integrarse demasiado tarde al proyecto, pero encontró su lugar y abrazó todas las ideas. La adoro mucho. Ella es una líder que logró unir a todos y construir puentes, protegió mi visión pese a que agregó su toque”, relata la nórdica, de 53 años.

La argentina llegó con las pantallas múltiples, las pantallas espagueti y un escenario de hongos en conjunto con Chiara Stephensson; cambió la alta definición de las animaciones tridimensionales por efecto de pinturas al óleo para darle un toque más físico al universo de Cornucopia, que hoy abrirá las puertas en el Parque Bicentenario de la Ciudad de México.

MUJER LIBERAL



Y también niveló los pensamientos y filosofías que pudieran ser exagerados.

"Estoy atraída por su negatividad a repetir clichés. Nos desvió de cualquier cosa sentimental o banal. El ambientalismo y feminismo pueden ser complicados, a menudo en peligro de ser demasiado justos e importantes para no congelarse dentro del dogma”, cuenta.

Aprovecha para posicionar su idea de equidad de género y su feminismo liberal.

Información de www.excelsior.com.mx