Política

Toño Ixtláhuac renuncia a su militancia priísta
Héctor Tapia Martes 8 de Octubre de 2019
A- A A+

Morelia, Michoacán.- En un anuncio inesperado, el excandidato al Senado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Antonio Ixtláhuac Orihuela, dio a conocer este día su renuncia al partido, tras 25 años de militancia.

“Ha llegado la cita con mi propio destino”, apuntó; y remarcó en su mensaje que no quiere ser “un espectador de estructuras ficticias, aplaudidor de constantes traiciones”.

Aquí, aseveró que de proponérselo el podría haber sido el candidato del PRI al gobierno del estado; sin embargo, dijo, si buscará encabezar un nuevo proyecto político, más allá de los partidos políticos.

Antonio Ixtláhuac Orihuela, excandidato al Senado de la República
Antonio Ixtláhuac Orihuela, excandidato al Senado de la República
(Foto: Especial)

Se va solo, y no pretende llevarse a nadie, enfatizó el ex diputado federal.

Aquí dejó entrever que ya suena una alianza entre varios partidos para poder enfrentar a Morena.

En este contexto, el ahora expriísta aseveró que los partidos políticos son fundamentales para la democracia y la vida nacional; sin embargo, en contra parte, dijo que las organizaciones políticas “no deben ser indolentes, insipientes, ni farsantes, no deben ser menesterosas, mentirosas o convenencieras, porque esto no le sirve a la política”.

“Ha llegado la cita con mi propio destino, es la oportunidad de dilucidar, no sólo mis triunfos, sino de valorar las derrotas, repensar oportunidades”, indicó y remarcó que no quiere un futuro “en el regazo de los acuerdos electorales mal nacidos”.

Resaltó que no quiere ser “espectador de estructuras ficticias, aplaudidor de las constantes traiciones, o de los intereses generales que lastiman los liderazgos regionales”.

Dijo que lo hizo de frente, fuera de especulaciones, “no con esta decisión quiero comprometer a los que hoy me acompañan; estoy consciente que después de esta decisión vendrán ataques, muchos me retiren el habla, sus afectos, pero refiero mantener mi congruencia, para trabajar por Michoacán”.

Dijo que vio “la saturación de nuestros partidos, sus incongruencias, sus dificultades”; y aseveró que no se va enojado ni molesto con el partido, “ni me voy diciendo críticas intestinales, me voy agradecido de la que fue mi casa, del partido que creí, que le dediqué tiempo y esfuerzo”.

“Sé que si me lo propongo podría ser el candidato del PRI al gobierno de Michoacán, no se trata de eso, se trata de construir un proyecto libre, que esté bien nacido, bien pensado, bien orientado”, apuntó.

Fue aquí cuando dijo que “es un nuevo tiempo de poner en marcha un nuevo proyecto para Michoacán, un proyecto estatal, quiero encabezar un proyecto por Michoacán, más ciudadano, más metapartidista, que vaya por recorrer regiones, de recorrer municipios”.