Sociedad

Friedrich Wilhelm Nietzsche; 175 años del crítico de pensamiento más radical
Redacción Martes 15 de Octubre de 2019
A- A A+

Ciudad de México.- Nació el 15 de octubre de 1844, en Rocken, en la Sajonia prusiana (hoy Alemania). Friedrich Wilhelm Nietzsche, estudió Filología clásica en la universidad de Leipzig, por lo que muy joven fue nombrado profesor por la Universidad de Basilea en Suiza. Más tarde, se convirtió en ciudadano suizo. Tenía un eterno interés por la música, mismo que le llevó a establecer una cercana relación personal con el compositor Richard Wagner. Aunque la empatía era grande, la amistad pronto terminó debido a diferencias de tinte ideológico.

Su obra es un ataque directo a las doctrinas y teorías filosóficas que tienen que ver sobre todo con la moral. Mediante el uso de conceptos como ‘el superhombre’, ‘voluntad de poder’, o “la muerte de Dios”, se consagra como el crítico de pensamiento más radical, revolucionario y contundente de su tiempo. Entre los señalados en sus textos se encuentran filósofos como Platón, Kant, e incluso el mismo el mismo Richard Wagner después del rompimiento que tuvo con este.

Por otro lado, la edición de Jueves de Excélsior del 28 de octubre de 1976, ofrece un acercamiento general al pensamiento del filósofo alemán, “Es importante señalar que Nietzsche no es un sociólogo ni un moralista, ni un crítico de la sociedad y de la cultura, ni un poeta, ni un vitalista, ni un existencialista, ni un malabarista verbal, como se le ha confundido; estos aspectos son sólo una parte de su ser. Él es, en lucha con el problema del mundo, su filosofía es una cosmología, la doctrina que desarrolla es un concepto ontológico”.

Algunos estudiosos de la vida y obra de Nietzsche lo consideran más un ideólogo que un filósofo o poeta, se puede decir que era todo menos poeta. Mientras que, por otro lado, sus detractores lo señalan de ese modo (poeta), y no han dudado en llamarlo ‘resentido’, debido a sus textos que irradian repulsión sobre todo al cristianismo y las creencias religiosas. Sus influencias llegaron a ser altamente apegadas a las ideas de Schopenhauer.

Entre sus obras destaca Así habló Zaratustra; escrita bajo lo que él denominó Tres génesis, que tienen que ver con su estancia en Génova, Suiza y su regreso a la ciudad italiana, es una de sus obras más celebres. Por otro lado, está El anticristo, su obra cumbre con la que se lanza de lleno en su crítica directa a la moral cristiana. El único osado que se atrevió a decretar la “muerte de Dios” y usar esto como bandera ideológica, con lo que buscaba, a través del superhombre, la elevación del pensamiento y la trascendencia del hombre mismo.

Mediante el uso de conceptos como ‘el superhombre’, ‘voluntad de poder’, o “la muerte de Dios”, se consagra como el crítico de pensamiento más radical
Mediante el uso de conceptos como ‘el superhombre’, ‘voluntad de poder’, o “la muerte de Dios”, se consagra como el crítico de pensamiento más radical
(Foto: Especial)

La vida del filósofo alemán transcurrió entre problemas de salud, y la pérdida prematura de su padre cuando era tan solo un niño. Creció rodeado de religión, rechazándola tajantemente, refugiándose en la Filología y más tarde en la Filosofía. A finales de la década de 1880, su estado de salud se complicó, habiéndole diagnosticado en un inicio sífilis, sin embargo, su agonía se prolongó hasta quedar en estado prácticamente de demencia. Murió el 25 de agosto de 1900.

En la edición de Excélsior del 30 de septiembre de 1979, aparece una columna titulada “Los años de la locura de Nietzsche (tercera de cuatro partes)” escrita por Ronald Hayman, en donde se muestra parte de la descripción que hizo el Conde Harry Kessley en una de las visitas que este hizo a Nietzsche en el lecho de su locura, “En su rostro aún se pueden notar las huellas profundas de su poderosa voluntad e inteligencia, pero su situación tiende a desvanecerlas”.

Décadas más tarde, se vinculó su pensamiento a la ideología que los Nazis utilizaron como símbolo de su movimiento. Posiblemente ocasionado por el acercamiento que Elizabeth, hermana que cuidó de Nietzsche durante su periodo de enfermedad, tuvo con el partido Nacional Socialista, a fin de buscar apoyo económico para el sustento del archivo del filósofo. En ese sentido, Elizabeth se había encargado anteriormente de manipular algunos textos de su hermano; entonces cobraría sentido la tergiversación del pensamiento Nietzscheano.

En la cuarta parte de la columna “Los años de la locura de Nietzsche”, del 01 de octubre de 1979, se hace referencia a la despedida que se le dio a Nietzsche después de su muerte: “El hombre que se enorgullecía de haber sido el primer inmoralista, el más el más poderoso enemigo del cristianismo, fue sepultado al lado de la tumba de su padre, en un cementerio campestre”.

Según Hayman, las palabras de Peter Gast, amigo de Nietzsche, al concluir su discurso ante la tumba del filósofo, fueron: “Tu nombre será honrado por todas las generaciones futuras”.

Obras:

-El nacimiento de la tragedia en el espíritu de la música (1871)

-Consideraciones intempestivas, (1873-1876)

-Humano, demasiado humano (1878)

-Aurora (1881)

-La Gaya Ciencia (1882)

-Así habló Zaratustra (1883)

-Más allá del bien y el mal (1886)

-La genealogía de la moral (1887)

-Crepúsculo de los ídolos o Cómo se filosofa a martillazos (1888)

-El anticristo (1888)

-Ecce Homo. Cómo se llega a ser lo que se es (1908, póstumo)

-La voluntad de poder (1911)

Información de www.excelsior.com.mx