Municipios

Padres de familia en Uruapan que demandaban seguridad resultaron amenazados por presuntos delincuentes
Grecia Ponce Miércoles 6 de Noviembre de 2019
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Padres de familia del Jardín de Niños, Pelagio Rodríguez Guillén que demandaban seguridad, resultaron amenazados por presuntos delincuentes, los cuales fueron sorprendidos en el baño de la institución, teniendo en su poder objetos sustraídos del plantel.

Por esa razón, los progenitores de los aproximadamente 100 niños, optaron por cerrar la carretera libre Uruapan-Pátzcuaro, a fin de llamar la atención hacia el problema de inseguridad que se vive en esta institución, la cual ayer fue asaltada por novena ocasión, en lo que va del año escolar.

Los progenitores de los aproximadamente 100 niños optaron por cerrar la carretera libre Uruapan-Pátzcuaro
Los progenitores de los aproximadamente 100 niños optaron por cerrar la carretera libre Uruapan-Pátzcuaro
(Foto: Grecia Ponce)

Lo que ocurrió fue que aproximadamente a las 8:30 horas de este miércoles, según informaron los consanguíneos de los pequeños, principalmente mujeres, que fueron a llevarlos a ese jardín de infantes, sorprendieron en los baños de la institución a tres sujetos que se habían ocultado ahí y que tenían en su poder objetos que habían sustraído del jardín en cuestión.

Los sujetos fueron entregados a la policía, cuyos elementos, de acuerdo a los dicho por los afectados, los trajeron paseando en la patrulla por esa área de la ciudad, como lo habrían constatado progenitores que estuvieron siguiendo al vehículo oficial.

Toda esta situación generó que los tres sujetos capturados en flagrancia, hicieran amenazas en contra de las mujeres reunidas afuera del jardín de niños, a las que les habrían dicho que serán los niños los que paguen las consecuencias de haberlos entregado a la policía.

En respuesta las madres bloquearon la carretera por casi cinco horas, hasta que se presentaron funcionarios del Ayuntamiento, para decirles que los apoyarán con malla de alambre para reforzar el cercado.

Sin embargo los padres de familia, demandan seguridad en este plantel, rondines en la zona y la garantía de que los niños no serán atacados por los delincuentes.