Deportes

Chile suspendió la disputa de una fecha del Mundial de rally de 2020
Redacción Jueves 28 de Noviembre de 2019
A- A A+

Santiago, Chile.- Chile suspendió la disputa de una fecha del Mundial de rally de 2020 fijada para abril próximo, ampliando la lista de eventos deportivos que fueron cancelados o se mantienen en pausa debido a la inusitada convulsión social que afecta el país desde hace casi seis semanas.

"Con mucho dolor la hemos suspendido, ya fue avisado a la organización y es oficial", confirmó el presidente de la Federación de Automovilismo local, Mauricio Melo.

El jerarca señaló que la suspensión se debe a la falta de certezas sobre cómo organizar el "contingente de seguridad" necesario para la disputa del rally en el sur del país en el mismo mes que está previsto un plebiscito para cambiar la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), una de las salidas políticas planteadas para desactivar la crisis social, que hasta el momento ha causado 23 muertos.

 Mauricio Melo, presidente de la Federación de Automovilismo del país andino, señala que la suspensión se debe a la falta de certezas sobre cómo organizar el contingente de seguridad
Mauricio Melo, presidente de la Federación de Automovilismo del país andino, señala que la suspensión se debe a la falta de certezas sobre cómo organizar el contingente de seguridad
(Foto: Especial)

Pese a la suspensión de la etapa de Mundial del año próximo, que estaba prevista para ser diputada entre el 16 y 19 de abril en la región del BioBío (sur), la disputa de la competencia en 2021 y 2022 en el país está asegurada, según Melo, que consideró que el 2020 solo "será una laguna" en la historia de Chile en el rally.

En 2019, Ott Tanak, de Toyota, se quedó con la primera etapa del Mundial de Rallies disputada en Chile, en una temporada que terminó en manos del estonio que celebró en octubre su primer título de campeón del mundo destronando al seis veces monarca Sébastien Ogier.

DEPORTE EN PAUSA

La suspensión del rally en Chile se suma a una larga lista de eventos internacionales que fueron cancelados a causa del estallido social que sacude a este país hace 42 días.

Con el futbol local en pausa, Chile se perdió la oportunidad de pasar a la historia al albergar la primera final única de la Copa Libertadores, que finalmente se realizó el sábado pasado en Perú.

En medio de violentas manifestaciones, que suman 23 muertos y miles de heridos, el estadio Nacional de Santiago fue sustituido por el Monumental de Lima, donde el Flamengo se alzó con su segunda Copa Libertadores al vencer en dramático final a River Plate por 2-1.

El campeonato de 2019 del futbol chileno es otra de las víctimas de la convulsión que afecta al país desde el 18 de octubre, cuando manifestaciones iniciadas por estudiantes y coordinadas a través de redes sociales para evadir el ferrocarril metropolitano -para protestar por alza de tarifas- terminaron por generalizarse en reclamo por mayor igualdad.

En la recta final, Universidad Católica está a un triunfo de coronarse campeón, Colo Colo la escolta a 13 puntos y Universidad de Chile, el otro grande del fútbol doméstico, lucha por no descender.

Y aunque la Asociación Nacional del Futbol Profesional (ANFP) determinó el martes reanudar el torneo, los futbolistas rechazaron volver a jugar acusando falta de seguridad.

La ANFP había intentado también reanudar el futbol la semana pasada, pero la invasión de aficionados de Colo Colo -que rechazan el reinicio del futbol hasta que se resuelva la crisis en el país- interrumpió el partido que disputaba Unión La Calera e Iquique, obligando a suspender nuevamente el campeonato.