País

Tacos al pastor, el mejor platillo del mundo
Redacción Sábado 16 de Marzo de 2019
A- A A+

Ciudad de México.- Pese a su sencillez, es una delicia. Carne de cerdo marinada en axiote que se cocina lentamente, servida sobre una tortilla con cilantro fresco picado, cebolla y finas rebanadas de piña. Se recomienda acompañar con gotas de limón y una salsa roja de chile de árbol. El taco al pastor es un placer que trasciende fronteras. En días recientes fue elegido por el sitio interactivo Taste Atlas como el alimento mejor calificado por expertos en gastronomía y chefs de distintos lugares del mundo.

Según El Financiero, de un total de 5 estrellas, los tacos al pastor obtuvieron 4.4. Se impusieron a preparaciones como la pizza napolitana, el churrasco brasileño o la lasaña boloñesa. El sitio incluso recomienda lugares en donde se pueden comer los mejores de la Ciudad de México; cita a El Tizoncito, El Califa, El Farolito y Las Brasas.

La realidad es que es una de las preparaciones más consumidas y veneradas por nacionales y extranjeros. “Ese bocado perfecto convirtió el momento en uno que siempre recordaré”, escribió el chef Rene Redzepi en el prólogo de La Tacopedia: Enciclopedia del taco, sobre el antojito mexicano.

Prácticamente en cada esquina hay un lugar establecido o un puesto callejero que los vende. La mayoría de los comensales comienzan con un par y terminan pidiendo más.

Prácticamente en cada esquina hay un lugar establecido o un puesto callejero que los vende
Prácticamente en cada esquina hay un lugar establecido o un puesto callejero que los vende
(Foto: Especial)

Detrás de este alimento hay una historia que se cuenta, precisamente, en el texto en el que colaboró Redzepi, y que su autor, Alejandro Escalante, recupera en un capítulo especial dedicado a esa preparación. Relata que el asador vertical necesario para empalar la carne llegó a Puebla en el equipaje de algún migrante proveniente de Oriente en la década de 1930.

“Los tacos orientales indistintamente se servían en pan árabe o en tortilla de maíz, con una salsa de chipotle. Fue tal y tan inmediato el éxito de este producto, que suscitó el ingenio de numerosos imitadores que comenzaron a hacer variantes de la receta original”, se explica en el libro.

Así que pronto aparecieron quienes se adjudicaron su paternidad, como La Antigua Taquería La Oriental, los Tacos Árabes Bagdad y los Tacos Tony. En la Ciudad de México el honor fue para El Huequito, fundada en 1950, que lo incluyó como el rey de su repertorio.

Desde entonces a la fecha han surgido variantes como la adición de piña, cilantro y cebolla. Incluso se sigue la misma receta con otras carnes como pollo, res y pescado. Cada quien tiene su lugar ideal para disfrutarlos, aquí los que recomienda Alejandro Escalante, que ha dedicado su vida a comer tacos.