Frenar obras del Tren Maya durante la emergencia, piden cerca de 200 ONG

39

Ciudad de México.- Cerca de 200 de las principales organizaciones de la sociedad civil mexicana y decenas de intelectuales urgieron hoy al presidente Andrés Manuel López Obrador que suspenda las obras del Tren Maya durante la emergencia sanitaria decretada; rechazaron que se trate de una actividad “esencial” y sostuvieron que pondría en riesgo “la salud y la vida de las y los trabajadores que tendrán que continuar con las obras (…) así como de la población, mayoritariamente indígena, afectada por el mismo”.

“Pareciera ser que el gobierno federal se aprovecha de la actual coyuntura para avanzar, sin el riesgo de oposición, en la continuación de un proyecto que ha sido cuestionado por diversos sectores y cuya opacidad incluso ha generado la emisión de una orden de suspensión por parte de un Juez Federal ante un amparo presentado por comunidades de Calakmul y Candelaria”, denunciaron.

Según proceso.com.mx, en una carta, las organizaciones deploraron que las comunidades opositoras al proyecto se encuentren en un estado de “indefensión” legal ante el megaproyecto –los tribunales no funcionan con normalidad, lo que impide la interposición de amparos–, mientras que la parálisis del sistema de transparencia impide acceder a información clave sobre el megaproyecto.

El pasado 6 de abril, López Obrador decretó la suspensión de labores para las actividades no esenciales en el país por la emergencia sanitaria, pero exentó a las actividades relacionadas con los megaproyectos que impulsa y financia su gobierno, como el Tren Maya, la refinería Dos Bocas, el Aeropuerto de Santa Lucía o el Corredor Interoceánico.

El pasado 6 de abril, López Obrador decretó la suspensión de labores para las actividades no esenciales en el país por la emergencia sanitaria, pero exentó a las actividades relacionadas con los megaproyectos que impulsa y financia su gobierno, como el Tren Maya, la refinería Dos Bocas, el Aeropuerto de Santa Lucía o el Corredor Interoceánico.

“Nos preocupa que el argumento principal para continuar con la implementación del denominado Tren Maya sea el detonar el desarrollo de la Península, cuando la realidad es que no existe un proyecto definido, ni la información necesaria para conocer sobre si el mismo beneficiaría a la población rural e indígena de la península”, deploraron las 194 ONGs, entre ellas Greenpeace, Artículo 19, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), la Red Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT), el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro ProDH) o la asamblea Múuch’ Xiinbal.

“El acuerdo que ordena mantener la construcción del llamado Tren Maya a pesar de la contingencia, se suma a la opacidad y falta de información con la cual el gobierno federal ha manejado este proyecto. De manera insistente se ha señalado la ausencia de información sobre los impactos ambientales, económicos y sociales que dicha obra acarreará para la población, particularmente para las comunidades mayas afectadas”, señalaron.