Chile destina recursos para recuperar al anfibio altoandino

Los anfibios del altiplano de la región se encuentran con alto riesgo de extinción producto, principalmente de la pérdida y reducción de su hábitat.

90

Santiago, Chile.- Con el fin de evitar la pérdida de los anfibios altoandinos, localizados en la región norte de Chile, las autoridades ambientales llevarán a cabo un plan piloto de conservación de sus sitios, así como protegerlos de amenazas y restauración de su hábitat.

El Consejo Regional de Antofagasta, ubicada en el norte del país sudamericano, aprobó, por unanimidad, fondos por más de 248 millones de pesos (unos 297 mil dólares) para financiar y ejecutar el proyecto “Diagnóstico y conservación de los anfibios altoandinos”.

De acuerdo con especialistas, los anfibios del altiplano de la región se encuentran con alto riesgo de extinción producto, principalmente de la pérdida y reducción de su hábitat.

El representante de Medio Ambiente en esa región, Rafael Castro, indicó que hay cinco especies de anfibios que se encuentran en hábitats reducidos, como pequeños cursos de agua superficial (vertientes y riachuelos), otros ocupan no más de 70 metros de longitud y totalmente dependientes de los afloramientos de agua subterránea.

Los anfibios se enfrentan “a la extracción de agua subterránea y superficial; la presencia de especies exóticas introducidas como por ejemplo las truchas; contaminación de cuerpos de agua; construcción de obras; presencia de ciertas enfermedades como hongos y la disminución de la recarga de los acuíferos”.

Por ello, destacó el funcionario, “realizaremos este estudio que nos permitirá implementar un plan piloto para la conservación de la especie y con especial énfasis en la ranita del Loa”.

La autoridad ambiental recordó que en julio del 2019, la vertiente Las Cascadas (único hábitat conocido de la ranita del Loa), en el oasis de Calama, experimentó una gran alteración bajando su caudal al mínimo.

Esa situación obligó al Ministerio del Medio Ambiente, así como a expertos en anfibios y al Museo de Historia Natural de Calama, a realizar un rescate y relocalización de los individuos capturados para su traslado a la Quebrada Ojos de Opache (62 ejemplares) y al Zoológico Nacional (14 ejemplares).

De acuerdo con el Ministerio chileno de Medio Ambiente, esa situación la están experimentando otras especies de la región, con tamaños poblacionales muy bajos y gran impacto en sus hábitats.

Precisó que “los anfibios del género Telmatobius, son ranas que habitan lagunas, bofedales y ríos altiplánicos entre los mil 800 y cuatro 500 mil metros sobre el nivel del mar, y cuentan con adaptaciones fisiológicas para la vida en ambientes acuáticos de altura con poco oxígeno y alta variabilidad térmica, los que los hace especies únicas de la fauna local”.