Museo José Guadalupe Posada ofrece visita guiada vía Facebook

A través de una cordial y clara visita guiada, entramos al recinto de Aguascalientes

131

Ciudad de México.- El confinamiento que actualmente vivimos es una oportunidad para conocer el Museo José Guadalupe Posada vía Facebook.

A través de una cordial y clara visita guiada, entramos al recinto de Aguascalientes.

De acuerdo con proceso.com.mx, el edificio, que data de 1850, fue casa rural del Templo del Encino. En 1972 fue remodelado para exhibir las obras del inmenso artista gráfico, y en 1997 quedó renovado estupendamente gracias al trabajo de los museógrafos José Fonseca y José Luis Quiroz.

El patio central está adaptado para muestras de escultura, donde han expuesto Ismael Guardado, Luis López Loza, Alberto Castro Leñero, entre otros

Posada nació en Aguascalientes el 2 de febrero de 1852 y murió a los 60 años en la Ciudad de México (1913). Considerado como uno de los mejores ilustradores de la vida mexicana, este museo le hace justicia y además lo mantiene vigente, gracias a los talleres de grabado y litografía que se imparten con especial interés.

Cuenta con una sala de exposiciones temporales donde se ha presentado trabajo de artistas como Luis López Loza, Juan Soriano, Manuel Felguérez, por ejemplo. El patio central está adaptado para muestras de escultura, donde han expuesto Ismael Guardado, Luis López Loza, Alberto Castro Leñero, entre otros.

Los biógrafos del grabador señalan que su familiaridad con el dibujo proviene de su infancia, cuando era ayudante en decoración en el taller de alfarería de su tío Manuel Posada. Con la ayuda a su hermano Cirilo, se encargaba de entretener a los niños copiando estampas religiosas o los dibujos del dorso de las barajas.

Se reconoce su vocación y facilidad. En 1868, cuando tenía 16 años, ingresó al taller del maestro José Trinidad Pedroza iniciándose en la litografía y en las planchas de metal y madera. En esa época era uno de las mejores imprentas del país, pues utilizaba la tipografía romántica y excelentes estampados. También fungía como centro de reunión para discutir problemas políticos y culturales, ya que Pedroza estaba ligado al movimiento reformista.

Después de varios años, Posada se separó de la sociedad con Pedroza y se quedó a cargo del Taller en León, Guanajuato. Después llegó a la Ciudad de México donde trabajó con Irineo Paz, escritor y editor, con el que lo ligaba una antigua relación.

Su trayectoria es prolífica y brillante, y sin duda su trabajo iconográfico late en la producción gráfica actual de nuestro país.