Entrega Silvano Aureoles 150 vehículos a la FGE

El objetivo es robustecer tareas de investigación y el acceso a la justicia de las y los michoacanos,

92

Morelia, Michoacán.- El gobernador Silvano Aureoles Conejo hizo la entrega de 150 vehículos a la Fiscalía General del Estado, con el objetivo de reforzar las tareas de investigación y acceso a la justicia para las y los michoacanos durante esta contingencia sanitaria.

Las 150 unidades para la Fiscalía General del Estado ayudarán ampliar el despliegue operativo de la institución y fortalecer las áreas responsables de atender delitos de alto impacto como homicidios, feminicidios, violencia familiar, derechos humanos, tareas anticorrupción, entre otras.
 
“Esto lo hacemos porque queremos que las familias vivan seguras; hay grupos de delincuentes en todo el país que intentan aprovechar esta crisis para ganar espacios y cometer delitos, pero en Michoacán no lo vamos a permitir”, aseguró Aureoles Conejo.
 
«Hoy, con la entrega de 150 vehículos a la Fiscalía General del Estado refrendamos nuestro compromiso para seguir luchando en contra de la inseguridad que aqueja a nuestro estado y lograr que las y los michoacanos se sientan seguros en el lugar donde viven; y que cada delito, especialmente los más graves, no queden impunes», enfatizó el mandatario estatal.
 
Asimismo, Silvano Aureoles garantizó que el Gobierno del Estado seguirá puntualmente el trabajo que le corresponde para garantizar la seguridad de las y los michoacanos.
 
Aureoles Conejo reconoció la responsabilidad con la que se conducen los elementos de la Fiscalía General del Estado, quienes en medio de la crisis en salud se suman con tareas de prevención, información, perifoneo y vigilancia en filtros que realiza la Policía Michoacán, ante la contingencia sanitaria.
 
“Estamos conscientes que aunque se decrete el aislamiento y todas las medidas necesarias para sobrellevar la pandemia, los delincuentes que viven al margen de la ley no detienen sus actividades y por ello debemos estar ahí», sostuvo el fiscal General del Estado, Adrian López Solís.