DEBATAMOS MICHOACÁN: Agenda sobrevenida Covid-19

27

En el marco del panel “La familia y la agenda sobrevenida”, desarrollado a través de plataforma digital, en donde disertaron mujeres que trabajan ayudando a otras mujeres para su empoderamiento desde las organizaciones de la sociedad civil, o el activismo social, desde la academia o el servicio público. Las disertaciones ofrecen una diversidad de propuestas sostenidas en el marco de una ecología de saberes.

No obstante, es importante con estas disertaciones el conocer  las diferentes posiciones que desarrollaran cada una de las familias para la atención de sus agendas en sus estrategias y acciones para su desarrollo y mantenimiento post Covid-19. 

En este contexto lo primero que debemos señalar es la importancia de que no existe un solo modelo de familias (nucleares, extensas, semiextensas, ensambladas, lesbomaternales, homoparentales, unipersonales, entre otras), al contrario, estamos frente a diversos modelos que ahora son reconocidos por las leyes mexicanas.

En este sentido, hace unos días se conmemoró el Día Internacional de las Familias una fecha que nos recuerda que la familia es diversa desde lo social, cultural y sexualmente; hoy son cada vez más las  familias que cuentan con una  integración diferente al modelo nuclear  que llegamos a conocer y que siguen operando en este momento.

En el marco de la pandemia del Covid-19, las familias requieren ser fortalecidas por los diferentes órdenes de gobierno en relación con las capacidades económicas, emocionales, laborales y sociales, pero por otro lado, es importante  protegerlas frente a la violencia, inseguridad, desaparición de personas, pobreza, las crisis humanitarias como el desplazamiento forzado, los conflictos armados y las emergencias sanitarias como la del Covid-19.

Las familias enfrentan desde ya diferentes dinámicas sociales para atender la emergencia sanitaria, aun cuando observamos que las autoridades han entregado apoyos para aquellas familias en condiciones de vulnerabilidad o precariedad, nunca será suficiente para atender todas sus necesidades de pobreza que ya rebasan más de cincuenta millones de personas.

Se encuentra por iniciar la nueva normalidad social, es decir, cada familia tendrá que reorientar sus agendas de vida, sus propuestas de familia para atender las expectativas y necesidades que el nuevo modelo de interacciones sociales habrá de definir a partir de esa llamada normalidad social, que implica las actividades esenciales y no esenciales, pero también las acciones vinculadas con  las tareas educativas en todos los niveles.

En la escuela se deberá seguir privilegiando la sana distancia, lo que es probable que obligue a trabajar de manera escalonada con el alumnado, situación que una madre que tenga varios niños o niñas en la escuela, o adolescentes, habrá de atender y definir sus estrategias en la nueva agenda.

Por otro lado, las actividades laborales tendrán las mismas tendencias, toda vez que ya se están definiendo los protocolos de actuación que serán atendidos por el personal tanto en los espacios privados como públicos, lo que con seguridad alterara las dinámicas de los padres de familia.

Estas diversidades de actividades constituirán parte de la definición de una agenda sobrevenida no considerada pero que está prácticamente en puerta de ahí la importancia de trabajar en estos asuntos y sobre todo que el Estado mexicano actué en función de los principios de igualdad y no discriminación.

El poder público habrá de generar las condiciones a través de políticas públicas para atender los pendientes de la agenda social en términos de seguridad económica, laboral, y personal de todas y todos sus integrantes de la diversidad de familias; dichas acciones podrían incluir  apoyos  económicos ya otorgados y podrían ser ampliados a otras familias,  la provisión de servicios de acceso gratuito y universal, accesibles y de calidad, entre ellos, servicios de atención médica, educativos, cuidado de niñas y niños, créditos para vivienda, transporte, espacios para recreación, el internet, entre otros que seguramente se expresaran en esta la llamada nueva normalidad.

Sobre estos temas, el pasado lunes se llevó a cabo un ejercicio para identificar las rutas y el dialogo intrafamiliar  que atienda las necesidades de las familias, es decir “Las familias y la agenda sobrevenida”, ha dicho evento asistieron cuatro disertantes: Edith Landa presidenta de Mujeres de Acero, Carintzin Llanito  sindica municipal de Purépero, Brenda Orozco, docente de la Tierra Caliente y Juliana Mora Cisneros,  quien es activista social y trabaja con bordadoras.

Durante las reflexiones, la señora Brenda Orozco precisó la importancia de definir los roles y las funciones y estrategias a seguir, control de las emociones y fortalecimiento y conocimiento para avanzar en familia. Concluye preguntando: ¿serán esas herramientas las que permitan atender la agenda sobrevenida, por ello la pregunta qué nos dejó el confinamiento?

Por su parte la señora Edith Landa reflexionó sobre el trabajo de Mujeres de Acero y el fortalecimiento de las mujeres de la costa michoacana en sus habilidades socioeconómicas y administrativas, con lo cual se pretende atender la agenda sobrevenida. Destaca que las redes sociales y el whatssap han sido útiles para atender emergencia (violencia, consejería, terapias) y dar solución a problemas que se suscitan de un momento a otro; por lo que destaco las actividades colaborativas entre sector social y el sector público,  quienes han pasado hacer aliados.

Juliana Mora Cisneros posicionó su narrativa desde la economía familiar, desde la economía social expresó la importancia de que las mujeres tengan la oportunidad de contar con apoyos para salir adelante; referenció el caso de una mujer que pese a su enfermedad no tenía dinero para atenderse, situación que fue resuelta con la participación de todas las vecinas de su localidad, lo que ha permitido ir a darse la atención, comprar sus medicamentos y realizar los estudios de laboratorio.

Ella planteó la importancia de otro panel sobre Economías Solidarias, a efecto de avanzar en la atención de los problemas de las comunidades con contenido de comunalidad, de integridad, de respeto a la otredad.

Finalmente la síndica de Purépero expresó la diversidad de acciones que se deben de ejecutar en la agenda sobrevenida, en donde no solo debemos de cuidarnos a nosotros, sino también a las personas que nos rodean. Precisó, por ello, la importancia de abordar los temas  desde la tolerancia, la salud, las tecnologías, el miedo, los hábitos del ahorro.

Al concluir en una ronda de preguntas y respuestas, se generaron las condiciones para plantear un nuevo panel sobre Economía Solidaria en Michoacán. Se agradeció la presencia de la Señora Minerva Guizar, Presidenta del DIF Municipal de Apatzingán y de la directora de la Instancia de la Mujer de Apatzingán, Endi Herrera.