¿Conoces al Achoque, ajolote nativo de Michoacán?

49

Morelia, Michoacán.- El achoque junto con su primo el ajolote representan a una variedad de anfibios que además de lucir adorables, tienen características increíbles; sin embargo estos bellos ejemplares, también se encuentran en peligro de extinción en nuestro país. 

Según Nation, la especie tiene una antigüedad aproximada de 370 millones de años, y es un habitante muy importante, tanto para el ecosistema como para la cultura purépecha. 

El anfibio es endémico de la laguna de Zacapu, sin embargo, también es conocido por habitar en el famoso lago de Pátzcuaro. 

En el mundo se registran 659 especies de salamandras; de las cuales 17 son endémicas de México. Algunas de estas especies pueden reproducirse en su estado larval debajo del agua y mantenerse así hasta su muerte. EL ajolote y el achoque poseen está increíble cualidad. 

Los achoques tienen un cuerpo robusto, su cola es corta y poseen de 14 a 25 branquias. Un ejemplar adulto llega a medir de 162 a 235 milímetros. La tonalidad distintiva de esta especie es un naranja oscuro con pequeños puntos negros que se distribuyen a lo largo de su cuerpo. 

Es uno de los organismos con la mayor capacidad de regeneración celular entre los vertebrados.

Este particular anfibio fue nombrado por la comunidad purépecha como Achójki. Lo cual es posible que provenga del vocablo Ach-o, que significa lodo o renacuajo. 

Para esta cultura, el achoque tiene una especial importancia en la medicina tradicional de la región. Se le asocia a fines curativos diversos. Es importante en el tratamiento de enfermedades de las vías respiratorias, ayuda en los partos y se utiliza como un súper alimento, ya que posee un alto nivel energético.