LA PSICOLOGÍA EN EL DERECHO: Jessica González Villaseñor

115
El 21 de septiembre del año 2021, ironías de la vida; se celebra el día internacional de la paz, ese día sale de su casa Jessica González Villaseñor a tomar un café con un amigo. (Foto: especial)

Muchas familias mexicanas y michoacanas viven la ausencia de su hija, hermana, sobrina, tía o madre, asesinadas a manos de un hombre, es decir víctima de feminicidio. Y cada una de estas muertes debería estar presente para la sociedad porque representa la máxima violación de los Derechos Humanos, y como parte de esta corresponsabilidad debemos estar atentas/os a la impartición de justicia de cada uno de estos casos, y si es el acoso aportar lo solicitado por las autoridades para que se integre la investigación.

El 21 de septiembre del año 2021, ironías de la vida; se celebra el día internacional de la paz, ese día sale de su casa Jessica González Villaseñor a tomar un café con un amigo, al transcurrir el tiempo y darse cuenta que no regresa a la hora habitual, se comunican por teléfono con ella sin tener respuesta, de forma inmediata la familia de Jessica reporta su desaparición y comienza la más triste historia en la vida de esa familia.

El 25 de septiembre aparece el cuerpo de Jessica sin vida, las noticias mencionan la causa de su muerte «hemorragia subaracnoidea secundaria a traumatismo craneoencefálico, en persona policontundida», hoy se sabe que fueron 31 golpes en el cuerpo de esta joven lo que ocasiono su muerte. Este asunto causo revuelo en los medios, por lo que vale la pena recordar el contexto del feminicidio, primeramente diremos que los grupos feministas consientes del escalamiento de este tipo de psicópatas, hicieron una manifestación frente a Palacio de Gobierno, a través de los medios supimos que los familiares de Diego para liberarlo se hicieron acompañar de un funcionario de la administración pública y al no lograron interpusieron un amparo que les fue negado, el sujeto la última vez que se le vio fue por la cámaras de un auto lavado en donde se puede apreciar que se encontraba con dos personas justo haciéndole indicación al empleado que estaba lavando su coche apuntar el dedo índice a la cajuela en evidente señal de limpieza en esa parte del coche para borrar las evidencias ya que también se supo que una vez que mato a golpes a Jessica la metió en la cajuela; que huyo hacia el estado de jalisco y que por la presión social y mediática la Procuraduría solicito la colaboración a otras entidades y fue detenido en un hotel de Barra de Navidad, lo que resulto el inicio de poder castigar a quien realizo un feminicidio con las agravantes de las sociopatías de Diego Urik.     

Hace un par de días Verónica Villaseñor, madre de Jessica en entrevista con la agencia de noticias Revolución 3.0, exige a las autoridades que realicen su trabajo, teniendo muy claro que en esta etapa del proceso -investigación complementaria- la responsabilidad está a cargo de la Fiscalía General de Estado a quienes les exige una capeta de investigación sólida, perfectamente integrada, que le de los elementos necesarios para que a su vez el Juez pueda realizar su trabajo y es que hoy 1 de febrero se vence el plazo de 4 meses que le concedieron a la fiscalía para la investigación complementaria de este feminicidio; por lo que a partir de esta fecha empieza a correr el plazo de los 15 días para que la Fiscalía realice la formulación de la acusación en contra de Diego U. (concluye aproximadamente el 22 de febrero de este año de 2021) ante el juez de control, el que habrá de señalar fecha para la audiencia intermedia la que se señalará aproximadamente el 23 de febrero de este año 2021 pues el juez tiene de 10 a 40 días para fijarla.

Como parte de la corresponsabilidad debemos estar atentos al desarrollo del procedimiento de acuerdo con sus plazos y términos, pero sobre todo con el resultado en la audiencia del juicio, por lo emblemático del asunto y la trascendencia social, ya que si el estado le falla a la sociedad -la fiscalía con una carpeta de investigación endeble o que el tribunal de enjuiciamiento al resolver  con una interpretación garantista o proclive al homicida para imponerle la pena mínima o incluso absolverlo [ejemplo el caso de Rubí Marisol Frayre Escobedo hija de Maricela Escobedo asunto en el que el un Tribunal de Ciudad Juárez Chihuahua absolvió al feminicida por un tecnicismo jurídico; este fue el primer asunto del nuevo sistema penal en México]- este sistema no tendría remedio y con ello se perdería la confianza en esas dos instancias de gobierno; sobre este asunto pongo sobre la mesa los siguientes puntos:

La importancia de la prueba pericial sobre química sanguínea. Ya que en el caso de Jessica recordemos que en la investigación se hace referencia a la existencia de abuso sexual.

El pacto patriarcal. En distintas publicaciones posteriores a la desaparición de Jessica el círculo cercano a Diego realizó manifestaciones acerca de la desaparición de Jessica y él mismo confiesa haber solicitado ayuda de sus amigos, quienes nunca denunciaron a Diego ante las autoridades, estaremos atentas/os al resultado de la investigación para su posible vinculación por la participación en el feminicidio de Jessica, ya que en ellos se tipifica el homicidio por omisión inapropiada.

Y finalmente un factor que debe de tomarse en cuenta es que Jessica tuvo la desdicha de encontrarse con un feminicida con trastorno negativista desafiante, toda vez que ese trastorno es la antesala de la psicopatía, estas personas son aquellas que pueden cometer actos delictivos muy graves sin mostrar ningún tipo de sentimiento de culpa. Esperemos que la carpeta de investigación cuente con una prueba pericial en psicología que acredite ese grado de perversidad, de estar acertada con mi percepción Diego representa un peligro inminente para la sociedad, un peligro mayor al de ser un feminicida (peligro que ya cobro su primer victima) y que debe considerarse como una agravante al momento de resolver el asunto.

Lo esperado, es lo que Verónica Villaseñor madre de Jessica solicita, un castigo ejemplar, la máxima pena que la ley indica; porque no hacerlo así es mandar una señal a la sociedad para que se fomenten los “Diegos” y sigamos padeciendo victimas como Jessica; porque el estado no está a la altura de las necesidades de los ilícitos que cometen los inadaptados sociales.

Con profundo respeto para la familia González Villaseñor