Ante asedio de área verde, vecinos de Cosmos piden se declare parque ecológico

La acción vecinal ha sido determinante para que permanezca el núcleo arbolado en el asentamiento

38
Manifestaciones de rechazo a que se fraccione el área verde. Imágenes, cortesía de vecinos de Cosmos.

Vecinos del fraccionamiento Cosmos que se oponen a que se destruya un área verde, iniciaron una petición para el predio sea declarado “parque urbano ecológico” de uso común, ante el intento de un presunto propietario por derribar los árboles en el lugar y que han sido cuidados por los vecinos, además de que se encuentra registrado como “área verde” en el Programa de Desarrollo Urbano municipal.

Con una petición en el sitio change.org, que ya alcanzó más de mil firmas, los vecinos demandan que se detenga “el asedio” sobre el lugar y que atribuyen a intereses de particulares, “delincuentes de cuello blanco que, por medio de trampas legales y cómplices en el gobierno han tratado de apoderase de él”.

De acuerdo a su versión, “este bosque ha estado en resguardo y cuidado de los habitantes de Cosmos desde 1994”. Señalan que “según el Censo de Población de 2010, la zona está registrada como ´área verde´ en el Programa de Desarrollo Urbano municipal, por lo que, una de las primeras solicitudes específicas a las autoridades es declararlo como ´Parque urbano ecológico´”.

“El Bosque urbano de Cosmos, ubicado al sur de la ciudad de Morelia, Michoacán, es uno de los pocos pulmones que tienen nuestra ciudad, y ha sido asediado desde hace muchos años por criminales sin escrúpulos, delincuentes de cuello blanco que, por medio de trampas legales y cómplices en el gobierno han tratado de apoderase de él. Gracias a los habitantes del fraccionamiento Cosmos y otras colonias aledañas este asedio no ha prosperado”, señalan.

La iniciativa vecinal pide el apoyo “de los ciudadanos conscientes y de las autoridades competentes, para que se detengan este asedio que reiteradamente ha provocado enfrentamientos entre los defensores del bosque y los que desean destruirlo”, como sucedió la semana anterior cuando se intentaron derribar los árboles y generó la respuesta de los habitantes que lo impidieron.