Nora Al Matrooshi, la primera mujer árabe astronauta

62
Con 28 años, Nora Al Matrooshi, ingeniera mecánica siempre soñó con viajar al espacio. (Foto: especial)

Ciudad de México.- Desde pequeña, la emiratí Nora Al Matrooshi siempre miraba a las estrellas y decía: “Un día iré allí”. Ahora se ha convertido en una de las elegidas para ser la primera mujer árabe para llegar al espacio, un logro por el que espera romper todos los estereotipos de una sociedad patriarcal que no la ve en esta profesión.

“Tengo que dar lo mejor de mí, tengo que trabajar más del 100% y demostrar que merezco estar en esta posición”, afirma en una entrevista a la aspirante a llegar al espacio, de 28 años, que lucha cada día para “acabar con esas ideas” de que tanto ella o “la mujer árabe, en general” no pueden formar parte de la carrera espacial.

“Quiero acabar con este estereotipo”, afirma tajantemente la joven emiratí.

Según Forbes México, pese a la firmeza de sus palabras, Al Matrooshi deja entrever también su timidez cobijándose en ese recuerdo de la infancia en el que soñaba con el espacio como algo lejano, pero posible.

“Me siento muy emocionada porque he querido ser astronauta durante mucho tiempo. Y finalmente he logrado esto. Pero también siento un gran sentido de compromiso y responsabilidad hacia mi país y hacia el mundo árabe porque los estaré representando en el espacio”, indicó.

Al Matrooshi formará parte el equipo de cuatro astronautas de Emiratos Árabes Unidos (EAU), que incluye a Haza al Mansoori, el primer astronauta emiratí que viajó al espacio en septiembre de 2020 para una misión de ocho días en la Estación Espacial Internacional.

Ahora mismo, Al Matrooshi se encuentra en Dubái formándose para esta ardua tarea y luego se dirigirá al Centro Espacial Johnson de la NASA en Estados Unidos para continuar con sus dos años de formación y por el que serán instruidos en vuelos espaciales tripulados e investigación espacial para poder llevar a cabo misiones de órbita baja.

La joven aseveró que con esta formación quiere aprender nuevas habilidades y ser parte del equipo que comprende los misterios del universo.

“Y me gustaría construir alianzas con ellos para que todos podamos trabajar y colaborar juntos. Y, con suerte, algún día llegaré al espacio”, explica confiada.