Polinizadores, responsables del 80% de la producción de cultivos

40
A pesar de la basta legislación ambiental que existe en Michoacán, no se cuenta con una ley que proteja las poblaciones de polinizadores. (Foto: especial)

Morelia, Michoacán.- Los polinizadores, como las abejas, son responsables actualmente de alrededor del 80 por ciento de la reproducción de cultivos agrícolas, que alimentan a los seres humanos.
 
Hay evidencias a nivel mundial que existe un declive de los polinizadores debido a la pérdida y degradación de hábitats, lo que se considera como la principal amenaza que enfrentan las abejas.
 
A pesar de la basta legislación ambiental que existe en Michoacán, no se cuenta con una ley que proteja las poblaciones de polinizadores, sólo existe la Ley de Fomento Apícola del Estado de Michoacán de Ocampo, publicada en el Periódico Oficial en 2004, con última actualización en 2016, la cual contempla la protección de las abejas como organismos de importancia comercial y no abarca a todas las especies de polinizadores, informa la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet).
 
Existe una iniciativa de Ley de Fomento Apícola y Protección del Proceso de Polinización en el Estado de Michoacán de Ocampo, presentada en el Congreso el 2019, que contempla a todos los organismos polinizadores y atribuye a las dependencias actividades propias para su conservación, recordó la dependencia.
 
Esta situación que prevalece en nuestro país y estado hace necesaria la integración de un Plan de Acción, por el ello, la Semaccdet promueve el trabajo coordinado y la construcción de sinergias para la implementación de la Estrategia Estatal para la Conservación y Uso Sustentable de los Polinizadores en Michoacán, documento que constituye un esfuerzo intersectorial para atender la problemática que afecta las metas de sostenibilidad y la seguridad alimentaria.
 
La estrategia estatal para la conservación y uso sustentable de los polinizadores incluye la propuesta de 7 ejes como: conocimiento científico y tradicional, conservación de polinizadores y sus hábitats, polinizadores y producción sustentable, participación social, educación y divulgación, normatividad y riesgos por plagas, patógenos y especies invasoras.