Medio ambiente depredado, reto para la próxima administración

En la pérdida de bosques influyen la extracción indiscriminada de la madera, incendios forestales, la expansión de cultivos bajo esquemas agroindustriales como ocurre en 300 mil hectáreas sembradas de aguacate en la entidad y la desatención de autoridades estatales

51
En tres décadas, la masa forestal se ha perdido en un 50 por ciento en la entidad. | Pixabay

Morelia, Mich.- La pérdida de bosques en un 50 por ciento en los últimos 30 años, son parte del panorama devastador que enfrentará la próxima administración estatal en materia de recuperación del medio ambiente, tema sobre el que no hay pronunciamiento alguno por parte del gobierno electo que asumirá funciones a partir del primero de octubre.

De acuerdo con los resultados del foro de la Red de Ambientalistas de Michoacán (REDAM), abordados de manera general y como un intento de generar un diagnóstico a presentar a las nuevas autoridades, tan sólo en recursos hídricos éstos se asocian con la destrucción de bosques, selvas y humedales, con acaparamiento de agua, sobreexplotación de acuíferos, contaminación en ríos y lagos, además de resaltar que “las actividades industriales y mineras se han visto favorecidas en términos de concesiones y derechos ilimitados en el uso del agua”.

En cuanto a los lagos, se indica que tanto Cuitzeo, Zirahuén, Pátzcuaro y Chapala se encuentran con diferentes grados de deterioro ambiental y de problemáticas sociales, en tanto que en materia de bosques y su extinción en un 50 por ciento intervienen la extracción indiscriminada de la madera, incendios forestales, la expansión de cultivos bajo esquemas agroindustriales como ocurre en 300 mil hectáreas sembradas de aguacate en la entidad y la desatención de autoridades estatales.

En las seis mayores ciudades del estado -las que no cita el estudio-, se padecen “sistemas urbanos colapsados, contaminación de aire, manejo inadecuado de residuos sólidos y un déficit de áreas verdes”.

Además de plantear el ordenamiento ecológico del territorio, la REDAM señala la necesidad de generar un Atlas de Riesgo Estatal, enfocado a los desastres naturales y antropogénicos, así como propiciar el uso de tecnologías limpias como el reciclaje de bioresiduos y la práctica de ecotecnias.

Sobre el patrimonio biocultural, los resultados destacan que Michoacán se considera como la tercera o cuarta entidad con mayor riqueza biocultural en el país, con 15 tipos de vegetación, la presencia de cinco culturas indígenas originarias y que en riqueza biótica rebasa las 300 mil hectáreas decretadas en áreas naturales protegidas y parques nacionales o los nueve Sitios Ramsar que protegen humedales y escenario en el que se vive una alta marginación social en comunidades.

En cuanto a la participación social, plantean que se generen “espacios de participación efectiva” sobre políticas públicas u programas locales y regionales, con carácter vinculante a las recomendaciones de los consejos Estatal de Ecología y Consultivo de Cambio Climático.

En su presentación, la REDAM se define como “una organización emanada de la sociedad que agrupa a académicos, activistas y organizaciones preocupados y ocupados por que se respete a la naturaleza y por la defensa del ambiente en el estado de Michoacán y en el país”.

El evento “Diálogos Ambientales por Michoacán”, se desarrolló “con el patrocinio de la sección michoacana de Morena, con el fin de ofrecer al actual gobernador electo Alfredo Ramírez Bedolla, lineamientos y criterios para su plan estatal de gobierno”, se indica en la presentación de los resultados.

En la REDAM participa el académico, investigador y ex funcionario federal Víctor Toledo, quien se encuentra integrado en el Equipo de Transición del gobernador electo.