Prioridad para el alcalde, un centro “limpio y ordenado”, en los 30 años de la declaratoria de la UNESCO

De acuerdo con el alcalde, se rescatan espacios, no obstante el deterioro del patrimonio arquitectónico generado en los últimos años por un visión mercantilista en los espacios públicos

63
La placa develada por el alcalde, a un costado del kiosko de la Plaza de Armas. | Agencia Comunicación Gráfica

Morelia, Mich.- En el Centro Histórico, “limpio  ordenado”, centró el alcalde de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, la prioridad para la capital al conmemorarse el 30 aniversario de la declaratoria de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad.

No obstante los llamados de alerta que han emitido varios especialistas sobre el deterioro del patrimonio arquitectónico de Morelia, saturado de comercios en el primer cuadro de la ciudad y modificaciones en sus estructuras, amén del escaparate que en estos días inundan los espacios públicos con vendimias y arreglos de luces navideñas, el edil ponderó “las bellezas del Centro de la ciudad, así como las características arquitectónicas que la convierten en un lugar único en el país”.

En la ceremonia oficial conmemorativa por el 30 Aniversario del Centro Histórico de Morelia como Ciudad Patrimonio, realizada esta mañana, Martínez Alcázar afirmó que “mantener limpia y ordenada esta zona de la capital, es una tarea que nos compete a todos”.

Agregó que a lo largo de los años, según el funcionario, “el Centro Histórico ha ido recuperando los espacios públicos para el disfrute de las y los morelianos, a través de acciones orientadas a liberar las plazas que anteriormente eran ocupadas por comerciantes y que impedían a las personas admirar la majestuosidad de los edificios, monumentos y calles”.

Por su parte, Gaspar Hernández Razo, gerente del Centro Histórico, reconoció el trabajo de quienes participaron en las gestiones para que Morelia obtuviera el nombramiento de Ciudad Patrimonio, y coincidió en la necesidad de sumar esfuerzos para cuidar esta zona de la capital, en donde convergen familias morelianas y el turismo.

Al término de la ceremonia, las personalidades presentes develaron una placa conmemorativa al pie del Quiosco de la Plaza de Armas.