“Silencio radio”, documental sobre Carmen Aristegui, llega a los cines

80
También se incluye a Aristegui cuando expone su caso en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. (Foto: especial)

Ciudad de México.- Tras recorrer 50 festivales internacionales en los cuales logró una docena de reconocimientos, el largometraje documental “Silencio radio” (2019) llega a las pantallas mexicanas este 20 de enero, y su directora, Juliana Fanjul, espera que cause “la discusión necesaria en torno a la situación de los periodistas en México”.

Según proceso.com,mx, con 40 copias, bajo la distribución de Artegios, se estrena a nivel nacional este filme que abarca desde cuando Carmen Aristegui (Ciudad de México, 1967) y su equipo de investigación son despedidos en 2015 de la estación de radio de MVS por revelar La Casa Blanca del entonces presidente Enrique Peña Nieto, ubicada en Las Lomas de Chapultepec, hasta el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en la elección para presidente de México.

Se observa cómo la comunicadora lejos de amedrentarse se vuelve más insistente en su lucha por recabar y transmitir información. También se incluye a Aristegui cuando expone su caso en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, su lucha por abrir sus propias oficinas, en las cuales unos sujetos entraron en noviembre del 2016 y se robaron una laptop, el lanzamiento de su noticiario en vivo por internet el 13 de marzo de 2017 y el descubrimiento de que la espiaban a su hijo Emiliano y a Ella con Pagasus, un “software” de Israel que es contratado por gobiernos.

Fanjul (Ciudad de México, 1981) lamenta en entrevista vía zoom que el tema de “ataque a los periodistas sea un problema de actualidad a pesar de que el gobierno cambió” y que México continué como el segundo país más peligroso para ejercer el periodismo después de Afganistán

Enfatiza que ese tópico “no debe volverse costumbre ni olvidar”. Agrega:

“Me gustaría que esta película sea de nuevo una reflexión, una discusión y despierte a la sociedad civil para valorar el trabajo de los periodistas, de lo necesario que son para construir una democracia”.

–¿Cómo fueron para usted esos cuatro años en contacto con Carmen Aristegui para crear el documental de 78 minutos 52 segundos?

–Fueron momentos de mucha adrenalina, como cuando entraron a robar las oficinas de Carmen y estábamos muy cerca, que mientras filmábamos asesinaron al periodista y escritor Javier Valdez, fue un momento muy doloroso y estremecedor. Ver a Carmen y al equipo personalmente en todas esas reuniones con los abogados para ir a los tribunales e invertir tanto tiempo en defenderse.