Según Amexgas, huachicoleo de gas LP se disparó más de 1000% durante gobierno de AMLO

71
Los huachicoleros de gasolina encontraron en el gas LP una alternativa para seguir robando. (Foto: especial)

Ciudad de México.- El robo de gas LP se disparó mil 100 por ciento durante los últimos cuatro años, denunció la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuados y Empresas Conexas (Amexgas).

Según datos de El Financiero, mientras que en 2018 se tenía conocimiento de 215 tomas clandestinas de gas LP, actualmente se tienen ubicadas 2 mil 187 tomas.

Carlos Serrano y Luis Landeros, directivos de Amexgas puntualizaron que estos robos se llevan a cabo en los más de mil kilómetros de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y que el 94 por ciento de las tomas clandestinas se localizan en Puebla, Estado de México, Tlaxcala, Querétaro, Veracruz, Morelos y en la CDMX.

Asimismo, informaron que alrededor del 82 por ciento del huachigas se lleva a cabo solo en 18 municipios pertenecientes a estos estados.

“Es un problema focalizado, nosotros consideramos que con un esfuerzo específico en estos municipios podría haber resultados efectivos contra el robo de gas LP”.

El municipio de Tepeaca, Puebla; es el que concentra la mayor cantidad de tomas clandestinas, con 418 tomas.

La asociación de gaseros estima que al mes, se roban alrededor de 44 mil toneladas de gas LP, lo que equivale a mil 100 millones de pesos.

“Solicitamos a las autoridades solucionar este problema y que combatan de manera efectiva el robo de gas LP a Pemex y su distribución ilícita a nuestros mercados, esto se puede hacer mediante operativos que eliminen equipo de reparto que comercializa gas robado, hay alrededor de 8 mil autotanques que no están debidamente registrados”, alertaron.

Entre los principales problemas que conlleva el robo de gas LP, se encuentra la suspensión de operaciones por afectaciones a instalaciones. En 2021 se contabilizaron 146 días con interrupciones de flujo, lo que genera problemas de suministro.

También se incrementa el riesgo de accidentes fatales y se fortalece económicamente a grupos delictivos.

“Actualmente ya existe toda una industria alterna de comercio ilícito de gas doméstico, los grupos coercitivos están creciendo con vehículos clonados, es una competencia desleal para los empresarios formales”, indicaron los gaseros.