¿Quieres invertir en NFT?: Esto es lo que debes saber

98

Seguramente has escuchado hablar últimamente de los NFTs, y más de una vez. Y es que este tipo de inversión puede parecerle a cualquiera un poco compleja de entender al comienzo, y cada vez se hace más visible. Tanto así que incluso ciertas de las compañías más grandes del mundo (como Coca-Cola, McDonalds y también el F.C. Barcelona, entre muchas más) han apostado por ella.

¿Qué es un NFT?

Cuando hablamos de un NFT nos referimos a un activo digital que representa objetos del mundo real como la música, el arte, elementos del video y juego. Se venden y compran en línea ¿donde comprar nft?, frecuentemente con criptomonedas, y en general se encuentran codificados con el mismo software subyacente al igual que muchos criptos.

Aunque las obras NFT existen desde el año 2014, están ganando mucha notoriedad actualmente ya que se están convirtiendo en una manera cada vez más popular de vender y comprar obras de arte digital. Generalmente, los NFT son únicos en su tipo, o al menos uno de una ejecución bastante limitada, y poseen códigos de identificación únicos.

Los NFT esencialmente crean escasez digital. Esto puede contrastar radicalmente con la mayoría de las creaciones digitales, que la mayoría del tiempo poseen una oferta infinita. Entonces, hipotéticamente, cortar el suministro debería aumentar el valor de un activo dado, asumiendo que posee una demanda.

Pero muchos NFTs, han sido creados digitalmente de cosas que ya existen de alguna manera en otros lugares, como versiones titulizadas de arte digital que ya llevan tiempo flotando en las redes sociales o videoclips icónicos de juegos de la NBA, e incluso Twitts.

¿Cómo funcionan los NFT?

El funcionamiento que tienen los NFT es más simple de lo que puede llegar a parecer. Un claro ejemplo es el de una obra de arte: si por ejemplo deseas crear un NFT de un dibujo, lo tokenizas por medio de NFT y luego vendes ese token en línea. De esta manera se logra individualizar la obra y registrarla de tal forma que sea única.

Entonces, es programado lo que tiene como nombre “smart contact” o contacto inteligente. Dentro de este contacto se puede encontrar toda la información de la pieza que se ha adquirido, así como también todo lo que debes saber sobre las diversas transacciones que puedes realizar con esa adquisición.

Los NFTs se encuentran certificados por medio de la tecnología blockchain, totalmente igual que las criptomonedas. Una de las diferencias más importantes que tienen las criptos y un NFT es que estos son regulados por el valor de los activos (como también se puede pujar por ellos), mientras que las criptos lo hacen por la oferta y la demanda (dependiendo también de la fluctuación del mercado).

Y es que, aunque los NFT tengan cierta relación con las criptomonedas si hablamos tecnológicamente, las criptos son bienes fungibles y los NFT no.

¿Cuáles son las características de los NFT?

Son singulares

Como lo hemos mencionado, un NFT es único gracias a su metadata (la cual podemos encontrar en su smart contract), podremos ver su singularidad y autenticidad, la cual lo caracteriza y distingue de los demás.

Son indivisibles

Los NFT no pueden ser divididos. Esto es lo que los distingue de las criptos: cuando no se cuenta con el dinero suficiente para comprar un Bitcoin completo (lo cual es habitual), sabemos que podemos comprar una parte de este, proporcional al cambio. Si una cripto fuese como un NFT, solo podríamos comprarla por unidades completas.

Son “exclusivos” y escasos

Son escasos, son únicos, son raros. ¿Y esto por qué? Porque solo puede ser definido cada activo solo una vez en la red blockchain, haciendo esto que sea imposible que una persona lo vuelva a registrar por segunda vez.