SINDICALISMO CRÍTICO NICOLAITA: Revocación de mandato, ingobernabilidad y repercusiones en la vida sindical

197
Votación en la revocación de mandato. (Foto: especial)

En el ejercicio de democracia participativa del pasado 10 de abril sobre la revocación de mandato del Presidente de la República, Michoacán ocupó el lugar 27 de 32 en participación ciudadana (Revista Unidad Parlamentaria, 2022), lo anterior hace evidente la falta de estructura del gobernador, al que de poco ha ayudado la composición plural de su gabinete y las alianzas con los partidos y personajes que ya por varios períodos han entregado resultados cuestionables al pueblo michoacano.

La inconformidad y desencanto de los militantes y simpatizantes de la esperada transformación en Michoacán explican ese resultado, como el caso de los trabajadores (académicos, administrativos y manuales) de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, UMSNH, quienes trabajaron por lograr un contrapeso y cambiar el estado de las cosas en la entidad, buscando evitar la continuidad del silvanismo y quienes se han quedado a la expectativa de un cambio sobre la consigna de hostigamiento y persecución laboral por parte del transgresor de leyes, el silvanista Raúl Cárdenas Navarro, cambio que no ha sucedido hasta el momento.

Ya que además de que la actual administración de la UMSNH continúa con la práctica de amenazar, perseguir y perjudicar laboralmente a los trabajadores universitarios, quienes fueron rescindidos aún no han sido reinstalados, no se respetó la decisión de la revocación de mandato del Comité 2018-2021 del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM) e ilegalmente se emitió un acuerdo en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, para que pudieran allanarse al artículo 83 del estatuto, permaneciendo en la dirigencia sindical en tanto no se lleve a cabo la asamblea de elección del nuevo Comité Ejecutivo General y además se realizó la revisión contractual 2022 sin la participación del Consejo General de Huelga, ni de las bases.

Y es que como se comentó en una participación anterior, se estuviera o no de acuerdo con quienes convocaron a realizar el ejercicio de democracia participativa del pasado 10 de abril, se debía tener en mente que estos procesos son formativos y promueven las prácticas democráticas entre los integrantes de la comunidad nicolaita, especialmente en los futuros profesionistas. Si se hubiera respetado la revocación de mandato del Comité Ejecutivo 2018-2021, decidida por los profesores agremiados al SPUM en el IX Congreso General de Representantes Extraordinario realizado en marzo de 2021, este hubiera sido un hecho que daría ejemplo de congruencia y de cómo esa previsión evitaría la impunidad. 

Si en el estatuto sindical del SPUM no se hubiese contado con la revocación de mandato no se hubiera manifestado el gran malestar ante los atropellos de la autoridad universitaria y su charrísimo Comité 2018-2021, ni hubiera habido el espacio para denunciar las violaciones a los Derechos Humanos y laborales de los trabajadores, pues desde que se conoció sobre las primeras rescisiones de contrato y cómo se estaba obligando por parte de algunos funcionarios de la UMSNH a los trabajadores a cambiarse de representación sindical se prendieron las alarmas.

Afortunadamente los profesores universitarios pudieron reprobar y sancionar la impropia conducta de sus opresores, dando cátedra de participación y democracia, a través del proceso de revocación de mandato. Sin embargo, en las resoluciones de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje sobre la revocación de mandato y el otorgamiento de la toma de nota al Comité Interino del SPUM se ha ponderado con un mayor peso los acuerdos políticos entre el actual gobierno y los actores del gobierno silvanista y con otros grupos políticos, que como se ha visto, ni aun así le han podido asegurar la gobernabilidad y una estructura política a Alfredo Ramírez Bedolla.

Ahora queda esperar si con esta prueba objetiva del estado de las cosas en cuanto a gobernabilidad y estructura se refiere, el gobernador (y quienes lo aconsejan) reflexionará sobre la conveniencia de arroparse y cumplir las expectativas de justicia social de quienes lo hicieron llegar al poder o continuar cobijándose en “la pluralidad”.