Si no hay home office o modalidad híbrida, más de la mitad de los mexicanos renunciaría

129
El 55 por ciento de los trabajadores mexicanos renunciarían a sus empleos si no cuentan con esquema híbrido o modalidad home office. (Foto: especial)

Ciudad de México.- La pandemia por COVID-19 cambió diversos aspectos de nuestra vida cotidiana, uno de ellos fue la forma de trabajar, ya que en la mayoría de los empleos se comenzó a implementar el home office.

Según Reporte Índigo, lo cual llegó para quedarse, ya que actualmente los trabajadores buscan que los empleos cumplan con este esquema, e incluso el híbrido, para considerar postularse a una vacante o continuar en el lugar en el que están.

Esto, fue revelado por una encuesta hecha por la bolsa de trabajo en línea OCC Mundial llamada ‘Termómetro laboral’, la cual se realiza con el fin de informar las tendencias e indicadores laborales durante la pandemia.

En ella, dieron a conocer que: “El 55 por ciento de los trabajadores mexicanos renunciarían a sus empleos si no cuentan con esquema híbrido o modalidad home office”, siempre y cuando tengan otra opción de trabajo.

Además, señalaron que estarían dispuestos a esperar el tiempo que sea necesario en un empleo sin alguno de estos esquemas, pero “buscarían otras opciones y a la primera oportunidad cambiarían de trabajo”, explica OCC Mundial.

Por su parte, el 24 por ciento de las personas que tomaron la encuesta señalaron que es muy difícil encontrar un trabajo; sin embargo, “no descartarían la opción si se les llegara a presentar una mejor oportunidad laboral o con las medidas de seguridad que ellos están buscando”.

Mientras que 21 por ciento de los trabajadores se quedaría y adaptaría a lo que la empresa establezca, debido a que les preocupa la edad, pues “la mayoría de las empresas les dan más oportunidades a la gente joven o recién egresados”.

Aunado al home office o al esquema híbrido de forma permanente, OCC Mundial dio a conocer en su encuesta que los trabajadores también buscan un cambio radical en las instalaciones, espacios más abiertos y horarios flexibles.

Así como, mejores salarios y prestaciones, nuevos programas para crecer profesionalmente, que se respeten los horarios de trabajo aun estando en casa, capacitaciones constantes y fomentar el buen clima laboral.