SINDICALISMO CRÍTICO NICOLAITA: Participación del SPUM el 1° de mayo

180
Síndicatos de la UMSNH en marcha del 1 de mayo. (Foto: ACG)

El 1° de mayo es, como lo refirió Galeano, “el único día verdaderamente universal de la humanidad entera”, pues en el mundo se reivindica la lucha obrera, se recuerda a los mártires de Chicago y se desarrollan eventos de protesta que buscan movilizar las conciencias y la reflexión acerca de la consecución de los derechos laborales y su defensa, a excepción de Estados Unidos. Sin embargo, en este año en que se cumplen 136 años del mencionado evento histórico-laboral, las y los trabajadores de Chicago se manifestaron para promover una reforma migratoria.

A nivel local, el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Michoacana (SUEUM) y el Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM) fueron arropados por el Frente Cívico Social y el Frente Estatal de Sindicatos de Educación Media Superior (FESEMS) en sus justas demandas, leyendo un posicionamiento de apoyo en el cual manifestaron: “Que aprobamos la lucha contra la corrupción, y estamos en desacuerdo con seguir sosteniendo a personajes indolentes y cuestionados por sus malos manejos, en sus ámbitos de influencia, como el rector de la Universidad Michoacana…”.

Y es que al haber concurrido en distintos foros y mesas de trabajo para la solución de problemas laborales del sistema educativo de la entidad, las y los compañeros han conocido la problemática de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y reprobado la actuación de abuso de poder, censura y hostigamiento laboral sin precedentes que ha mantenido la actual administración nicolaita, teniendo como su más inhumana expresión los despidos injustificados de trabajadoras y trabajadores académicos, administrativos y manuales, los cuales no sólo privaron y privan a la y el trabajador de su empleo y la seguridad social en un contexto de pandemia, sino que atenta en contra de lo más sagrado, que es el sustento de la familia (varias compañeras despedidas son jefas de familia) y el derecho de los infantes al bienestar y a su desarrollo integral.

Pero además, los trabajadores michoacanos agremiados a los sindicatos han coincidido en señalar que la permanencia de personajes de extracción silvanista (como el propio rector de la UMSNH) y de varios personajes de la clase política estatal  que no han dado buenos resultados a los michoacanos y que incluso han sido señalados, sancionados o inhabilitados de la función pública, han conformado una configuración de gobierno que no permite avanzar en la solución de los problemas más sentidos de la entidad, como lo son el problema de la educación, el financiero y el de la inseguridad.

En el caso del SPUM, la intromisión descarada en la vida sindical por parte de las autoridades y el secuestro de las instalaciones, representación y recursos de la organización por un comité servil al rector, sostenido por pactos políticos externos, las amenazas a las y los académicos, el cobro de favores y otros factores ha dado como resultado la falta de movilización, pero sobre todo ha agravado el estado de indefensión de los afiliados. Y no conforme con ello, el comité revocado no ceja en continuar con su actitud servil para desactivar toda actividad de protesta y prestarse a su campaña de simulación, pues ¡organizó el festejo del día del niño el 1° de mayo, habiendo podido realizarlo en la fecha exacta! y obligado por las circunstancias, emitió un pusilánime comunicado donde resaltan que los académicos se mantuvieron trabajando aún en la pandemia, ¿o será para que lo califiquen como un buen sindicato blanco?

No basta con presumir la calidad y el trabajo que día con día posicionan a la UMSNH como una de las mejores y que es producto del trabajo de su comunidad, cuando institucionalmente se promueve la ilegalidad, la opacidad, cuando en el Consejo Universitario se da ejemplo a los jóvenes de que la normatividad puede violentarse perpetuándose en un espacio, aun cuando haya fenecido un periodo de representación e incluso hayan egresado de la Universidad, o que puede imponerse un interinato sin la opinión de las dependencias contraviniendo con todo lo anterior las prácticas democráticas de las que habla el artículo 4° de la Ley Orgánica de la UMSNH, ¿acaso se defiende a la UMSNH y se es un “buen nicolaita” al permitir esas prácticas?

Desde las instituciones se deben erradicar, si se desea recomponer el tejido social de Michoacán, prácticas como las anteriormente señaladas y el Estado mucho lo necesita, pues ese no es el ejemplo que se desea que sigan los cuadros que dirigirán a los organismos públicos y privados, pues la UMSNH es la cantera de las y los futuros funcionarios. Por ello el pronunciamiento del FCS y el FESEMS es muy pertinente. Además, se pidió que, así como se exige calidad de los trabajadores, así también se debe exigir probidad, resultados positivos y respeto a los Derechos Humanos y la dignidad de las personas a quienes están al frente de las instituciones, incluso se demandó que tomen cursos en esa materia, pues son ellos los que regularmente violentan los derechos y originan los problemas.

Hoy más que nunca es pertinente mantener la protesta y denunciar los abusos, pues la demanda más sentida es la reinstalación de las y los compañeros despedidos injustificadamente, así como la exigencia de la renovación de la dirigencia del SPUM, #YaEsHora.