Rechaza Guillén Quiroz haber cobrado después de su renuncia al gobierno estatal

Bugarini se encuentra al frente de ataques en su contra, con el respaldo del gobernador y del dirigente nacional de Morena, acusa

105
La presidenta de Morena exhibe los documentos que prueban su renuncia y la presunta manipulación administrativa que pretende involucrarla en un cobro después de la misma. | Agencia Comunicación Gráfica

Morelia, Mich.- Con un oficio que respalda su retiro del cargo que le confiriera el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla como jefa de unidad sectorial al principio del año, Ana Lilia Guillén desmintió que habría cobrado un salario por un mes después de su renuncia presentada con fecha 4 de abril, misma que leyó tras advertir que no tuvo respuesta del Ejecutivo en su momento y que volvió a presentar para reiterar el abandono del cargo.

En rueda de prensa convocada para solicitar el derecho de réplica a varios medios que publicaron una versión que la vinculaba con el cobro de salario luego que había renunciado, versión que presuntamente fue alentada desde el gobierno del estado y la dirigencia nacional morenista, Guillén señaló con oficio de su renuncia en mano y otro donde consta que cobró hasta marzo pasado, mes en el que renunció, punto en el que insistió en que cobró “de manera parcial” desde diciembre.

El salario de Guillén Quiroz fue de 52 mil 336 pesos; señaló que le debían tres meses de salario y se le quedó a deber una parte tras su renuncia. “O sea, yo fui a cobrar un salario devengado” y expresó que a su juicio, “un mando superior” ordenó al delegado administrativo del gobierno estatal que “dejara a la vista de todos un documento que debió haber sido confidencial”, al referirse al documento divulgado en días pasados donde aún se señalaba que en abril Guillén seguía en funciones en el encargo.

Guillén Quiroz fue electa presidenta del Comité Ejecutivo Estatal de Morena en Michoacán desde el 3 de abril por el Consejo Político Estatal, fecha a partir de la cual ha entrado en una confrontación con Giuliana Bugarini, quien fue nombrada delegada especial con funciones de presidente directamente por Mario Delgado, dirigente nacional morenista, y desde esa posición le disputa el cargo.

Bugarini, perredista y ex funcionaria en el gobierno de Silvano Aureoles Conejo, quien en pocas ocasiones visitó la sede partidista, ha optado por confrontar a Guillén Quiroz, primero al aducir que el Consejo donde fue electa careció de validez por violar los estatutos; luego, cuando Guillén anunció una campaña estatal de afiliación, aquella la descalificó al señalar que no fue autorizada por la dirigencia nacional, aunque una semana después también colocó mesas de afiliación; en la víspera, Guillén acusó que Bugarini había metido en dificultades financieras al partido e incluso varios elementos en la estructura partidista habían renunciado por falta de pago desde enero, Giuliana señaló que había transparencia en las finanzas aunque no lo demostró y señaló que habría una nueva sede partidista.

Este miércoles, Guillén Quiroz señaló que ante la negativa de Delgado a reconocerla como presidenta surgida de un Consejo Político Estatal, dijo que no era necesariamente el personaje quien debía hacerlo, sino el Consejo Nacional de Morena. “Mario Delgado es el presidente, pero no la instancia que reconoce; el Comité (sic) Nacional es quien debe hacerlo”.

Sobre la campaña de afiliación, dojo que la secretaria nacional de afiliación autorizó a su secretario de Organización en Michoacán a realizarla, por lo que tiene el aval para haber realizado la misma.

“Hemos dado pasos en firme”, declaró ante los medios al señalar que quien está a la defensa de los estatutos del partido no puede violentarlos como quieren hacer creer con las versiones respecto al presunto cobro de honorarios. “Desde el 4 de abril estamos aquí en funciones como presidenta y no he cobrado un peso más desde la fecha (…), no hay nada de qué preocuparme ni nada de que acusarme”.

Sobre Bugarini, señaló que es quien “está encabezando la andanada” en su contra. “Tiene el respaldo de quien en este momento tiene el poder en el gobierno del estado y de Mario Delgado”, señaló directamente.