Para evitar riñas en los estadios, directivas, Liga MX y autoridades trabajan en conjunto

67
Estadio de Tigres de la UANL. (Foto: especial)

Ciudad de México.- La LigaMx y directivos de los equipo buscan erradicar la violencia en los estadios y en Guadalajara, la Comisaría de Seguridad Pública de Zapopan reportó saldo blanco al terminar el operativo implementado en las inmediaciones del estadio, con motivo del Clásico Tapatío Chivas-Atlas, correspondiente al juego de ida de los cuartos de final de la liguilla de la Liga MX.

Según Esto en línea, la Policía municipal reportó 12 contactos de riña que fueron diseminadas, con 11 detenidos por falta administrativa, uno de ellos por reventa con cuatro boletos asegurados.

Además, otras 30 personas fueron retiradas del estadio por diferentes motivos.

En el operativo también participaron elementos de la Policía de Guadalajara, del Estado y de la Policía Vial que estuvieron vigilando el ingreso y salida de los aficionados que acudieron al estadio.

PACHUCA

La directiva de Pachuca vetó a un juego a la barra del equipo hidalguense y a cuatro aficionados se les impuso una sanción de veto indefinido, así lo dio a conocer en un comunicado de prensa.

Junto con la Liga Mx a través de la Comisión Disciplinaria dictaminó lo siguiente: Veto de un partido al grupo de animación de los Tuzos, el cual se cumplirá en el encuentro de Vuelta de los Cuartos de Final ante el Atlético San Luis, por lo que no tendrán acceso. Así mismo, se impone una sanción de veto indefinido para los siguientes aficionados: Jorge D, Alberto B, César G y Damián G” , informó la directiva.

CRUZ AZUL 

Cinco personas fueron obligadas a abandonar las tribunas del estadio Azteca durante el compromiso de ida de los cuartos de final entre Cruz Azul y Tigres debido a que propiciaron conatos de bronca.

Por fortuna los elementos de seguridad que laboraron en el Coloso de Santa Úrsula actuaron a tiempo para separar a los protagonistas, sacarlos del inmueble y evitar que los actos de violencia aumentaran.

La Liga MX ha endurecido los protocolos en los estadios luego de lo ocurrido en la Corregidora, donde aficionados del Atlas fueron brutalmente golpeados por seguidores de Querétaro, desde aquel día, ninguna barra visitante puede asistir a un partido en México.