Guardianes de la historia e identidad de los pueblos

159
Fotografía de la casa del siglo XVI. Ahora Casa Museo Natalio Vázquez Pallares. (Archivo Vazquez Pallares antigua).

El día de ayer se conmemoró el día internacional de los Museos. El Consejo Internacional de Museos (ICOM) define un museo;  “como una institución sin fines de lucro, permanente al servicio de la sociedad y su desarrollo, que adquiere, conserva, investiga, exhibe y transmite el patrimonio material e inmaterial de la humanidad y su medio ambiente con fines educativos, de estudio y placer.

Todos hemos ido cuando éramos pequeños a un Museo, y sin duda fue definitorio en nuestra formación.

Un museo investiga, colecciona, conserva, interpreta y exhibe el patrimonio material e inmaterial, cultural y natural, de manera profesional, ética y sostenible, con fines de educación, reflexión y disfrute. Los museos operan y se comunican de forma inclusiva, diversa y participativa con las comunidades y los públicos.

Gracias a los museos se ha conservado la memoria histórica de la humanidad.

Los museos fomentan la diversidad y la sostenibilidad. Con la participación de las comunidades, los museos operan y comunican ética y profesionalmente, ofreciendo experiencias variadas para la educación, el disfrute, la reflexión y el intercambio de conocimientos.

En la época antigua, la Grecia Clásica o la Antigua Roma, existía ya el deseo de preservar los objetos que les daban o mostraban su identidad, su pertenencia, ya fueses como familia, clan, pueblo o nación.

El concepto moderno de museo proviene de la ilustración, cuando se desarrolla el conocimiento científico y se producen grandes expediciones científicas. Surge la necesidad de conservar el conocimiento y el Patrimonio Histórico en general en un espacio donde poder investigar y difundir.

Por ejemplo, en España, la invasión napoleónica despertó (entre otras muchas cosas) el interés de la sociedad española por su Patrimonio Histórico. El país sufrió un gran saqueo de obras de arte desde el inicio de la invasión napoleónica lo que provocó que los españoles quisieran conservarlo por la identidad cultural que representaba el amplio patrimonio nacional. A partir de entonces, surgieron entidades y edificios para albergar las obras de arte españolas y comenzaron a aparecerlos primeros museos con el objetivo de conservar y disfrutar el Patrimonio.

Un museo tiene funciones didácticas, de disfrute y de fortalecimiento de la identidad cultural e histórica.

 En México tenemos uno de los museos de mayor importancia en el mundo; El museo Nacional de Antropología, de riqueza deslumbrante respecto a su acervo arqueológico, y de enorme valor en cuanto al testimonio sobre las comunidades indígenas del país. El Museo de Antropología es el   tesoro de todos los mexicanos; es la memoria de nuestra identidad.

A más de 50 años de su inauguración, el Museo Nacional de Antropología se mantiene como uno de los principales símbolos de identidad del país y mentor de generaciones que buscan conocer sus raíces culturales.

México es sumamente rico en vestigios arqueológicos e históricos, al grado de que prácticamente en cada comunidad podría haber un museo de sitio.

Por ejemplo, en Coalcomán Michoacán, segundo municipio con mayor extensión en el estado. Con enormes riquezas históricas, culturales y recursos naturales, no obstante, catalogado por el INEGI como de alta marginación.

Coalcomán es punto estratégico, siempre lo ha sido. Desde los inicios de su existencia, ha tenido papel determinante en la historia no solo de Michoacán sino de México. Ahí se asentaron en su peregrinaje desde Aztlán los mexicas, quienes al ver cantidad de águilas y agua le pusieron por nombre Cuacoman, “lugar de hombres águila”.  Ahí se fundó la primeria ferrería de América, donde fueron acuñadas las primeras monedas de la entonces Nueva España. Tuvo un papel preponderante durante la lucha de independencia: los indígenas que trabajaban en la Ferrería la tomaron, e hicieron municiones, armas y cañones para el ejército de Hidalgo y Morelos, de vital importancia para el triunfo de los ejércitos independentistas.

El 10 de junio del 2007, tras haber realizado el proyecto en conjunto con él  eminente antropólogo Leonel Duran, en ese entonces Director del Museo Nacional de las Culturas, escribí el articulo; “Porque un Museo en Coalcomán,” el cual fue publicado en este prestigiado medio. “Un museo en una ciudad como Coalcomán sobresaliente por la riqueza económica que genera, debe crear oportunidades para que los coalcomanenses, en particular para que los niños y jóvenes puedan valorar sus orígenes, su tierra, sus riquezas, su cultura, redefinir su futuro y esto no es posible, si no conocen sus orígenes, y la historia del origen de su entorno.

La historia de una región determinada juega un papel básico formativo de la mente y carácter de los jóvenes, los cuales cuando se nutren de sus mismas raíces, afirman su identidad, que les proporciona, certeza, orgullo, seguridad.

La historia significa origen, pero también permite, confrontarse con el presente e imaginar el futuro.

La historia se expresa también en tradiciones, las cuales alegran la vida y crean condiciones de unidad entre las familias y la sociedad regional, por ello el campo de la historia es uno de los temas básicos para la concepción de este museo y es por esto, por lo que la recuperación de la memoria es punto básico.

La cultura, se objetiva en patrimonio, que son los bienes acumulados por un pueblo, o por una sociedad y los cuales se heredan a las nuevas generaciones. Este patrimonio es material pero también hay el intangible, por ejemplo las tradiciones orales más diversas, la música, el canto, el cuento, las fiestas, la culinaria local (la cual es muy rica en la región), en la lírica infantil y el trabajo artesanal, como la orfebrería que está casi olvidada.

El museo debe reconocer las diversas manifestaciones, para comunicarlo a quienes lo visiten, y ser un museo de y para los coalcomanenses.

Todo ello permitirá el reconocerse a sí mismos. Por ejemplo, una de las primeras iniciativas de este museo sería convocar a la población, para que las historias de familia se presenten visualmente en esta casa-museo. Las familias suelen tener fotografías antiguas, que reunidas y adecuadamente expuestas propiciaría una oportunidad a los coalcomanenses para verse a sí mismos, en la expresión de sus gestos, en sus vestuarios, en actitudes a través de diferentes épocas. La oportunidad de conocer el rostro de los niños, que ahora son adultos, de conocer al tatarabuelo, al bisabuelo a los tíos olvidados, etc.

Se deberían presentar exposiciones, conferencias y mesas redondas, que pueden ir desde la Paleontología, ya que en la región se han encontrado valiosos fósiles,  la Arqueología, dado  que se  han encontrado vestigios arqueológicos, o los hechos sociales que aún existen en la mente de sus habitantes, los cuales pueden crear esta oportunidad, al sistematizarse y presentarse de manera bella y armónica, logrando la reflexión sobre lo valioso de sus orígenes.

Es primordial también el tema del medio ambiente y su conservación. El cambio climático está relacionado con un manejo irresponsable de los recursos naturales. Los niños y jóvenes deben acceder a este conocimiento, por eso se concibió una sola de proyección, para la cual contamos con 200 películas educativas sobre este tema.  Asimismo, se tiene proyectada una sala de lectura, para la cual se tienen ya más de cuatrocientos títulos.

Coalcomán está ubicado en la sierra madre, era una sociedad próspera, con grandes recursos tanto económicos como naturales: agrícolas, ganaderos y comerciales, esto se ha visto enormemente alterado, sobre todo por la enorme deforestación, que ha disminuido el río, alterando el clima y el entorno social.”

Durante los últimos años, la vida de la región ha sido sumamente afectada por la inseguridad. Es prioridad el dar a los niños y jóvenes, la oportunidad de recuperar, valorar y preservar el conocimiento de la historia que les conforma y ha dado identidad.

Lo anterior nos habla de la necesidad de un museo activo, vivo, que propicie conocimiento y reflexión.

Coalcomán tiene gente valiosa, creativa, generadora de diversas manifestaciones artísticas y culturales. Un museo debe no solo mostrar el pasado, sino lo que es valioso del presente y generar lo necesario para construir un futuro pleno, con paz, conocimiento y apropiado desarrollo tanto de los individuos, como de toda la región.

Al realizarse el proyecto encabezado por la Casa-Museo Natalio Vázquez Pallares, se lograra rescatar y preservar, el patrimonio de la región, el cual no solo es de ellos sino de todos los michoacanos, la historia de esta región es parte determinante no solo de la estatal sino a nivel nacional. La historia, la cultura, el patrimonio tanto tangible como intangible, son parte de la identidad y riqueza de los mexicanos.

Los museos son guardianes de la historia e identidad de los pueblos.