Médicos residentes sobreviven en zonas rurales con 2,400 pesos al mes

125
"¡1, 200 cada quincena! No ganan ni para el camión, y estamos hablando de gente que ya hizo cinco años de medicina, un año de internado y está en su séptimo año. (Foto: archivo)

Ciudad de México.- Los médicos pasantes mexicanos en zonas rurales estudian cinco años de medicina, un año de internado y en su séptimo año apenas sobreviven con 2,400 pesos al mes y sin estabilidad laboral pues es falso que haya plazas para que trabajen en el campo, afirma el doctor Éctor Jaime Ramírez Barba.

Según Expansión, diputado federal por el Partido Acción Nacional (PAN), con una trayectoria de 43 años como médico, además de ser exdirector de Facultad de Medicina de la Universidad de Guanajuato y dos veces secretario de Salud estatal, expresa: “El presidente Andrés Manuel López Obrador ofende al gremio médico y miente por hablar de algo que desconoce”.

Así responde al primer mandatario, quien ha sostenido que hay plazas para médicos que quieran trabajar en zonas rurales, pero por falta de vocación y por preferir la comodidad, nadie quiere ir. Por eso, según el Ejecutivo, hay necesidad de que médicos cubanos vengan a México a trabajar en zonas rurales de Guerrero.

En entrevista, el legislador afirma: en las Unidades Médicas de Atención Primaria a la Salud (antes Centros de Salud) y en las Unidades Médicas Móviles, las dos modalidades donde trabajan los médicos rurales, es falso que haya plazas.

Y en unidades de primero y segundo nivel: unidades hospitalarias ubicadas en municipios de 15 a 20,000 habitantes y hospitales rurales, en poblaciones de 50,000 habitantes, hay algunas especialidades, pero médicos de base muy pocos.

El legislador sostiene que «el presidente está diciendo puras barbaridades» y «está mintiendo” pues a las zonas más pobres del país no se manda a médicos con experiencia, sino a médicos pasantes y en malas condiciones.

Expone el caso de Guanajuato que tiene situación de “lujo» porque no se adhirió al Instituto de Salud para el Bienestar y por tanto tiene sus propios recursos. Dice que “de las casi 650 unidades médicas casi 470 son atendidas solamente por médicos pasantes y que además ganan 1,200 pesos. Llegan el lunes a las nueve de la mañana y salen el sábado a las 13 horas, y así es en todo el país».

Y exclama: «¡1, 200 cada quincena! No ganan ni para el camión, y estamos hablando de gente que ya hizo cinco años de medicina, un año de internado y está en su séptimo año. Por eso ofende que ahora a estas personas cubanas que no sabemos si son médicos o no, se les quiera pagar 145,000 pesos por cada uno a su gobierno».

Añade que se estima que el Ministerio de Salud de Cuba les pague a ellos 100 dólares por mes y lo demás se lo queda el gobierno cubano.

Las cuentas resultarían, según dijo, de dividir los 6.2 millones de dólares (unos 135 millones de pesos) que fue el monto del contrato que el gobierno de la Ciudad de México firmó con el gobierno de Cuba para que vinieran 585 médicos cubanos, por los tres meses de estancia en la capital mexicana, aunque oficialmente se informó que eso incluiría labores de investigación, por lo cual las cifras resultantes no dan los 145,000 pesos referidos.

“En cambio, en México, un pasante debe pagar sus alimentos, sus pasajes, vive en el mismo centro de salud. Y en el caso de estas personas cubanas les pagaron el hotel, alimentación y transporte pues los trasladaban», recordó.

Abundó que viajan con quien los vigile para que no pase lo de las Orquestas Sinfónicas de Cuba después de una gira: todo mundo se va (a otro país) y queda un cuarteto.