Fonatur proyecta reanudar las obras del Tren Maya en junio

202
Ruta del Tren Maya, uno de los megaproyectos del presidente Andrés Manuel López Obrador. (Foto: especial)

Cancún, Quintana Roo.- En las oficinas del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en Tulum se llevó a cabo una reunión informativa del Tren Maya, con el director general de la institución, Javier May Rodríguez, y empresarios locales, en la cual se comentó que ya se presentó la manifestación de impacto ambiental requerida del Tramo 5 y que se espera la pronta resolución del amparo que se interpuso para empezar las obras del proyecto en dicha zona a más tardar en junio.

Según El Economista, por el tema de los socavones en la carretera 307, se mencionó que los trabajos de reparación están detenidos también por el amparo interpuesto, pero ya están listos todos los estudios y el material para que cuando se resuelva el amparo, se reanude la reparación y concluya en 90 días, informó Lenin Amaro Betancourt, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de la Riviera Maya.

“Es importante que el juez que lleve el caso se pronuncie, ya que es un tema de seguridad vial y de imagen turística. Se va a modificar toda la vialidad (carretera 307 a la altura de Playa del Carmen), recuperarla totalmente y reforestarla, para que no genere problemas a futuro y quede lista de manera definitiva en lo que se pueda tener también el cruce del agua y no se vuelva a colapsar, ya que es una zona kárstica y se va a hacer una loza de cimentación”, expuso el líder empresarial.

Adelantó que se está evaluando con el ayuntamiento de Solidaridad reducir el camellón para tener un carril nuevo de ida y otro de regreso, para que queden tres carriles de cada lado. “Esta propuesta la respaldamos, siempre y cuando no afecte propiedades y quede dentro del derecho de vía”.

Respecto de las obras del Tren Maya, el representante de Fonatur informó a los empresarios que cuentan con el presupuesto para el proyecto, en total 23 kilómetros que son parte del periférico de Playa del Carmen, donde pasará la vía férrea, y se convertiría en una vía alterna en un área de 90 metros de ancho que previó en su momento el municipio para esa zona.

Antes de definirse que el tren pasará por ahí, se pensaba construir una avenida de tres carriles en ambos lados, para descongestionar el tráfico de la ciudad, moviendo el tránsito vehicular 6 kilómetros hacia el poniente de la ciudad, paralelo a la carretera 307.