Rezago de seis años en aumentos salariales a los académicos de la UMSNH

Denuncian docentes condiciones de inestabilidad y precariedad laborales, que se reflejan en la la disminución de académicos de tiempo completo y la rescisión de contratos a quienes cuestionan a las autoridades

331
Docentes y estudiantes protestan en el Colegio de San Nicolás en contra de la Reforma a la malla curricular del Bachillerato en la UMSNH, el año pasado. | Agencia Comunicación Gráfica

Morelia, Mich.- Condiciones de inestabilidad y precariedad laborales, con salarios que desde hace años no se incrementan, persisten en el actual rectorado de Raúl Cárdenas Navarro en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), señalan académicos sindicalizados de la Facultad de Economía “Vasco de Quiroga”. 

De acuerdo con los agremiados, “desde hace más de una década ha crecido exponencialmente el número de profesores de asignatura interinos, mientras disminuyen las plazas de tiempo completo que deberían, al menos, sustituir la contratación de los académicos de carrera jubilados o fallecidos, en claro detrimento de la calidad de la educación e investigación que se desarrollan en la institución”.

En un documento dirigido a la planta académica, a la comunidad universitaria y a  la sociedad, los docentes de la Asamblea Seccional en la Facultad de Economía del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM) plantean que a la par de esta situación, “el tabulador salarial se mantiene con gran rezago ante los procesos inflacionarios, en virtud de la aplicación por el gobierno federal de los consabidos topes salariales, y las prestaciones de previsión social pactadas en el contrato colectivo de trabajo no han recibido ningún incremento en los últimos seis años”.

Los profesores universitarios agregan que la autoridad universitaria ha propiciado la falta de representatividad legal en los órganos internos de la Facultad, y que se refleja en que “en las dependencias se continúan haciendo contrataciones de personal al margen de los procedimientos establecidos, y se retrasó por dos años la actualización de los representantes maestros y estudiantes al Consejo Universitario, ampliando con ellos los márgenes de manipulación por las autoridades administrativas universitarias”, al igual que “el proceso de regularización es manejado con criterios políticos por los directores y la administración central”.

El documento alude también al “entorno de terror laboral manejado por el abogado general Luis Fenando Rodríguez Vera” y que se refleja en “decenas de miembros del personal universitario a los que se ha rescindido sus contratos a causa de su participación sindical o su disidencia en dependencias como la Facultad de Derecho, la Preparatoria Isaac Arriaga y varias más” y demanda el restituir a los despedidos su condición laboral.

Los integrantes de la seccional de Economía exigen además “la reparación inmediata de dichas acciones antilaborales, cometidas con la total complacencia y complicidad del Comité Ejecutivo General (del SPUM) que encabeza Jorge Luis Ávila Rojas”, cuyo mandato está impugnado desde marzo del 2021 por corrientes internas de académicos que le cuestionan el tomar decisiones sin consultar a las bases ya considerar a los órganos internos de autoridad.