SINDICALISMO CRÍTICO NICOLAITA: Permanencia de una representación sindical impuesta, opinión de las bases y riesgos

105
Integrantes del SPUM. (Foto: ACG)

El jueves pasado fueron dados a conocer los resultados del sondeo sobre la permanencia en la dirigencia sindical del Comité revocado y caduco 2018-2021 del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), acción política acordada en el Consejo General y con aviso a la Presidencia de la Comisión Autónoma de Vigilancia. Además de buscar recabar la opinión de las bases sindicales respecto a la dirigencia sindical, también se incluyó en la boleta un apartado para que los compañeros, si así lo deseaban, emitieran comentarios, observaciones y sugerencias.

Con la finalidad de asegurar que el ejercicio reflejara las opiniones de las bases, se calculó una muestra representativa a partir de número de integrantes del padrón sancionado por el Colegio Electoral en noviembre de 2018, el cual era de 3621 integrantes, por lo que se estableció la meta de participación de al menos 348 agremiados, esta expectativa se rebasó llegando a 598 agremiados, los cuales realizaron 290 comentarios que fueron analizados con la técnica de análisis de texto denominada análisis de contenido.

Con respecto a la pregunta sobre la permanencia del Comité 18-21 revocado y caduco en la dirigencia sindical, el 93.65% de los agremiados que participaron en el sondeo respondieron que no debería permanecer en la dirigencia. Con respecto al análisis de contenido de los comentarios, observaciones y/o sugerencias escritos en las boletas se identificaron cinco categorías principales dentro de las cuales se pudieron clasificar los comentarios o temas, estas fueron: Ya debe hacerse la asamblea para el cambio; el Estado de Derecho debe reestablecerse; no representan a la base, ni la atienden; actúan sin ética y la necesidad de renovar los demás órganos sindicales.

Fue alentador leer las opiniones de los agremiados y coincidir en la urgencia de realizar la renovación de la dirigencia sindical y la necesidad de reestablecer el estado de derecho, pues refieren que se debe mantener el orden, hacer lo correcto, que debe haber apego a la legalidad, cumplir el estatuto y respetar el periodo ahí establecido. Con respecto a la falta de ética con la que actúa el Comité 18-21; los maestros refirieron que sus integrantes son cínicos e irrespetuosos, que atienden a los intereses de la patronal, que no han dado cuentas, que violentan el estatuto y el contrato colectivo; que han detenido procesos del sindicato, que no es correcto que actúen como una dictadura, que le han hecho mucho daño al SPUM, que no han actuado correctamente, ni consultado a las bases, que mantienen secuestradas las instalaciones sindicales, que no pagan prestaciones y que están haciendo mala administración de los recursos, como la caja de ahorro. Además, los señalan como arbitrarios y traidores con las bases y que no representan, ni atienden a los agremiados.

Y es que los agremiados están conscientes de que el Comité Ejecutivo General 2018-2021 revocado y caduco ha trabajado cínicamente para llevar adelante los deseos y órdenes del silvanista Raúl Cárdenas Navarro, pasando por encima del Estado de Derecho, atropellando los derechos de las bases, manejando opacamente los recursos sindicales y manteniendo en la inmovilidad al sindicato. De acuerdo con lo ocurrido en el transcurso de este año; la revisión contractual se llevó a cabo nuevamente sin poner a consideración de las bases los ofrecimientos de la autoridad y pactando acuerdos sobre lo ya acordado y no cumplido por la autoridad; se ha llevado el proceso de regularización de materias interinas discrecionalmente en las dependencias, pues mientras en unas se les condiciona, en otras la cantidad de materias ofrecidas ha sido reducido, es decir, no se cumplió el fin con el que se acordó como convenio colateral a la impuesta reforma de jubilaciones y pensiones, beneficiar a los profesores por horas; se ha dejado en la indefensión a los rescindidos y se desconocen las violaciones reparadas.

Dadas las trabas jurídicas que se han mantenido desde la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) para que el SPUM se vea imposibilitado para llevar adelante la renovación sindical, tanto al negar la toma de nota al Comité Ejecutivo General Interino, como al entregar un acuerdo para que el Comité revocado y caducado desde el 11 de noviembre de 2021 para que permanezca en la dirigencia sindical; a pesar de las denuncias de las irregularidades sobre la convocatoria y el cumplimiento de los documentos para complementar el trámite de la toma de nota,  se sospecha que hay un acuerdo con el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Gobierno, de la cual la JLCA es dependiente, para llevar adelante y por la fuerza los acuerdos suscritos con la Subsecretaría de Educación Superior para acceder a los recursos extraordinarios no regularizables, sino es que impedir la legitimación del Contrato Colectivo al SPUM y perder el carácter colectivo de la defensa, por lo cual se habrá de insistir en la defensa de los instrumentos de protección laboral que representan el estatuto y el Contrato Colectivo.