Home Michoacán San Juan Nuevo retornó a “su” normalidad y sin retenes de federación...

San Juan Nuevo retornó a “su” normalidad y sin retenes de federación o del estado

Elementos militares y policías se retiraron del lugar el mismo lunes, luego de que en la fecha se protagonizaron bloqueos carreteros e incendio de vehículos

Imagen proporcionada por el gobierno estatal, sobre el ingreso de elementos militares y del estado a San Juan Nuevo el pasado 13 de junio y que, según versión de pobladores, se registró a partir de las 06:00 horas.

Morelia, Mich.- San Juan Nuevo Parangaricutiro retornó a “su” normalidad, luego de los suceso del pasado lunes 13 de junio en esta comunidad del municipio de Uruapan.

Elementos de la Guardia Nacional se retiraron del lugar el mismo lunes, luego de que en la fecha se protagonizaron bloqueos carreteros e incendio de vehículos como reacción a la presunta detención de varios sujetos integrantes de un grupo delictivo y el desarme de civiles. 

En la versión de algunos pobladores del lugar consultados por Cambio de Michoacán y quienes reservaron su identidad, aquel lunes los elementos federales ingresaron a la población alrededor de las 06:00 horas, para lo cual desactivaron los retenes instalados en las entradas y desarmaron a quienes custodiaban las barricadas.

De acuerdo a la versión, previamente los integrantes de la Guardia Nacional habían ingresado a rancherías cercanas para desarmar a civiles, donde, afirman los pobladores, hubo resistencia ya que en algunos casos se contaba con permisos expedidos por la Secretaría de la Defensa Nacional para portar armamento.

Destacan que en una de estas rancherías, la Guardia Nacional incomodó a los pobladores ya que se realizaba el velorio de un joven que había sido ejecutado en la víspera, por lo que como reacción instalaron varios retenes con vehículos, mismos que fueron retirados por la Guardia Nacional, no sin antes balacear las unidades para “dejarlas inservibles” y algunas fueron “desbarrancadas” por los mimos elementos federales, afirman las versiones. 

El mismo lunes, se percataron de que los soldados realizaron varios cateos y detenciones, aunque no les consta la identidad de quienes fueron trasladados en vehículos y sacados de la población presuntamente con dirección a Morelia, la capital estatal. 

Las versiones reiteran que el cartel con presencia en el lugar es el “de los jaliscos”, en referencia al Jalisco Nueva Generación (CJNG), cuyos integrantes ese lunes se habrían replegado a las montañas, donde afirman los señalamientos es frecuente el enfrentamiento entre bandas rivales que se disputan la zona, principalmente contra Carteles Unidos.   

El mismo día, narran los pobladores, hubo presencia de helicópteros artillados que sobrevolaban la población, lo que generó zozobra entre la población y se cancelaron las clases al igual que algunos comercios cerraron sus puertas. Las escuelas, señalan, reanudaron sus actividades el miércoles pasado.

Las versiones son reiterativas en señalar que los elementos de la Guardia Nacional y de corporaciones estatales se retiraron de San Juan Nuevo Parangaricutiro “entrada la tarde-noche”, sin que haya al momento presencia alguna de militares o policías.

El jueves 16 de junio, se realizaron en el lugar los festejos por el Corpus Christi, con un desfile por la mañana donde participaron representantes de los oficios del lugar, aunque los mismos iniciaron la noche del miércoles.  

“Extorsión indiscriminada”

Entre los pobladores, son varios los que afirman que la presencia del CJNG es parte de un “acuerdo” desde hace dos años en el lugar presuntamente con autoridades de San Juan Nuevo.

Anteriormente, narran, operaban células de Carteles Unidos, los que “extorsionaban indiscriminadamente, incluso cobraban a gente humilde que se dedicaba a vender fruta en pequeñas cantidades”, además de que secuestraban “y se metían con las mujeres”.

El “pacto”, como lo describen, es “no meterse con la sociedad, con la gente de aquí, ni molestar a las mujeres, incluso ayudaron a resolver el secuestro de una joven”. Y agregan, “en Uruapan se han metido con la sociedad, aquí no”, en referencia a la presunta actuación de Carteles Unidos en la cabecera municipal. 

Agregan que en San Juan Nuevo son pocos los casos de desplazados por la presencia de bandas delictivas. 

Tanto la explotación forestal como la de aguacate en la zona, desató la disputa entre bandas por el control de la región, la cual no ha estado exenta de otros enfrentamientos previos, como el 10 de marzo de este mismo año, cuando un grupo armado se apoderó de la alcaldía, acción que generó zozobra en el lugar y la intervención de la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano.

Salir de la versión móvil