Sacerdotes y autoridades de Chihuahua encubrieron los crímenes de “El Chueco”: AMLO

107
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. (Foto: especial)

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a sacerdotes y autoridades del estado de Chihuahua de encubrir los crímenes de José Noriel Portillo Gil, «El Chueco», argumentando que el líder de una facción del cártel de Sinaloa “ayudaba a los partidos conservadores”, el delincuente “tenía protección o actuaba con tolerancia”.

Incluso, exigió a la jerarquía católica en México que hablen con la verdad y que “tengan cuidado con la politiquería”, informa PROCESO.

“Porque una cosa es que tengan simpatía con los partidos conservadores y otra cosa es la mentira, la calumnia y levantar falsos testimonios”, sostuvo López Obrador. 

El mandatario dijo que no tiene información sobre casos de extorsión a sacerdotes en México y pidió prudencia en este asunto, al decir que “puede no ser cierto o no puede ser un asunto generalizado”.

Mencionó que van a investigar las denuncias realizadas por sacerdotes del estado de Jalisco, aunque agregó que no por el hecho de que sean religiosos “son infalibles”.

“El único prudente, porque es un hombre de convicciones y un buen cristiano, fue el planteamiento del Papa Francisco, otros, incluso ahí en Chihuahua, que saben muy bien lo que sucedió, no fueron capaces de decir `esto se origina porque las autoridades locales protegieron a esta persona (El Chueco)´, y aunque había orden de aprehensión actuaba con absoluta libertad y participaba en política, pero como ayudaba a los partidos conservadores, tenía protección o actuaba con tolerancia”, afirmó.