Sin mesa de seguridad, Uruapan, Zamora y Coalcomán, zonas con más violencia en Michoacán

De acuerdo con el Semáforo Delictivo, Zamora registró 9 homicidios en marzo, una baja de 49%, contrario a Uruapan, con 22 incidentes

Las visiones de seguridad no se deben limitar a la gestión policial, consideran. | Fotografía: Pixabay

Morelia, Mich.- Actualmente en Michoacán hay 14 mesas de seguridad conformadas por ciudadanos, autoridades estatales y municipales en la materia. Sin embargo, los municipios y regiones con mayores índices de homicidios y violencia durante el 2022, no tienen funcionando la suya, se trata de Uruapan, Zamora y Coalcomán.

De acuerdo con Roberto Molina Garduño, representante de la Fundación Ciudadana para el Desarrollo Integral de Michoacán (Fucidim), en Zamora la integración de la mesa ha sido complicado, debido a que cuando se ha dado la intención de conformarla, ocurre algo, un asesinato u otra acción violenta que inhibe la participación ciudadana.

Si bien, aseguró no existen elementos para establecer que detrás hay un mensaje para quienes integran las mesas, sí influyen en la percepción de los ciudadanos para no sumarse. “Ese día mataban a alguien, quedó en la percepción esto contribuyó sin duda a inhibir la participación y los ciudadanos dijera ahorita no le entro, se sintieron con ese posible riesgo”, expuso.

Para el caso de Uruapan, señaló que terminó la coordinación de la persona a cargo y ya no hubo relevo. “Entonces en los dos temas ha sido un poco la falta de compromiso de ciudadanía y que volvamos a retomarlo, pero también a lo mejor contribuye a que la autoridad municipal no ha sido proclive a invitar a que se dé, entonces hemos insistido mucho en el caso de Zamora y Uruapan”, expresó.

Para la zona de Coalcomán, precisó que dicha mesa tendría que integrar a municipios como Buenavista, Aguililla, Chinicuila, que en los últimos años sufrieron el embate de los grupos criminales, pero al ser localidades tan pequeñas, es difícil que la población quiera sumarse.

“Lo que pasa en Coalcomán, difícilmente convences a alguien que participe en la mesa, porque son comunidades más chicas, se sienten más observadas, pero lo que es un hecho es que no es por ahí, si la ciudadanía se siente abandonada y que la dejó sola una autoridad independientemente de qué partido sean las cosas, si interviene lo que puede contribuir un Comité Ciudadano”, expuso.

Otro factor que señaló ha sido muy importante para impedir la conformación de estos espacios, es el hecho de existen algunas discrepancias de la policía estatal con la municipal, la municipal con la Fiscalía General del Estado y la autoridad Estatal con la federal, estos desencuentros también influyen.

“Un poco de mediación queremos ver, así como actuar de bisagra entre una autoridad y otra, la ciudadanía, porque nosotros les insistimos que el peor escenario para los ciudadanos es que las autoridades entre sí, no puedan llevar a cabo una coordinación”, dijo al también señalar que han solicitado al secretario de Seguridad Pública, dé a conocer los 80 convenios que tienen con los municipios.

Pese a estas situaciones, mencionó como un caso de éxito Lázaro Cárdenas, en dónde se lograron disminuir los índices de delincuencia. Esto dijo obedece en gran medida al trabajo que se ha hecho de manera coordinada con la Secretaría de Marina, pero también la presencia ciudadana en las decisiones y estrategias para blindar al municipio, lo que ha propiciado abandonar el ranking que se tenía hace tres años entre las 50 ciudades más violentas de México y ya en este momento se ubica en el 178.

Uruapan, durante el último trimestre de 2022 el 86.5 por ciento de la población se dijo sentir insegura en su ciudad. En el primer trimestre de 2023, el porcentaje fue de 86.2, según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI). Mientras que Lázaro Cárdenas en el último trimestre 2022 fue 48.7 por ciento, y en el primer trimestre de 2023, 38.8 por ciento.

Por su parte, Lázaro Cárdenas de acuerdo con el semáforo delictivo, tiene solo dos de los 11 focos encendidos como rojos, son violencia familiar y violación. Mientras que Uruapan tiene en rojo, homicidio, extorsión, robo a vehículo, lesiones y violación, narcomenudeo en amarillo. En Zamora se identifican cinco focos rojos, robo vehículo, casa, negocio, lesiones y violación.