En Apatzingán se vivía una “paz narca”, ahora hay guerra: PRI

El líder estatal del PRI aseguró que en la zona se vive una guerra y hay actos terroristas, con grupos paramilitares

Guillermo Valencia Reyes, dirigente estatal del PRI | Agencia Comunicación Gráfica

Morelia, Mich.- En Apatzingán se vivía una “paz narca” porque entre los grupos había acuerdos de no agresión, pero en los recientes enfrentamientos y violencia en este municipio, los ciudadanos están pagando los platos rotos, afirmó el líder estatal del PRI, Guillermo Valencia Reyes.

El priista afirmó que en esta zona hay una guerra entre grupos paramilitares, por lo que el gobierno estatal ya no puede ocultar y negar la existencia de la violencia, el primer paso es reconocer el problema y donde han sido rebasados los tres órdenes de Gobierno.

“Están actuando como terroristas, esos ya no son grupos criminales, eso es terrorismo, eso no es contra el Ejército, es contra la sociedad y toda acción que se hace es buscando generar terror, es terrorismo y pues desafortunado que esté pasando aquí en Michoacán”, mencionó.

El dirigente estatal del PRI, hizo un llamado al gobierno estatal a intervenir ante la grave situación que se vive en Apatzingán que parece una zona de guerra.

“Más que Apatzingán parece Afganistán y les pido que volteen a ver a esta zona”, dijo al señalar que hay enfrentamientos; desplazados y gente sin acceso a la alimentación. “Es una zona donde se han generado comedores comunitarios para la población que no tiene acceso”, comentó.

También expuso que la gente ya no puede hablar, no puede dar entrevistas por el mismo temor que ejercen quienes tienen las armas, “han hecho de toda esa región, una región dominada por el miedo”; expresó.

Exigió voltear los ojos al municipio donde ya se pudo constatar que esta situación es muy grave, es una realidad, “aunque se busca hacer como que nada está pasando, los hechos ahí están.”

Ofreció al gobernador darse una vuelta con él, para constatar lo que sucede en el municipio; a la distancia dijo, “podemos negar las cosas porque los enfrentamientos y los balazos se escuchan allá las comunidades, desde acá todo se ve distinto.”

“El señor gobernador debería de poner la atención especial, porque se puede salir de control, acá hubo varios gobernadores con la irresponsabilidad de no resolver un problema que se gestó y escaló a dimensiones inimaginables hace 10 años, y que jamás se controla, se maquilló un poco y está resurgiendo. Se lo digo con mucho respeto al gobernador, lo más fácil es hacer como que nada pase, pero eso puede derivar en una situación que afecte a todo”, comentó.

Señaló que para los ciudadanos de Apatzingán ha habido una total transformación en su vida y quienes ejercen el poder son los delincuentes.