Enfrentamientos alcanzaron a comunidades en Apatzingán que servían de refugio

Escuelas cerradas y 600 alumnos sin clases, por la inseguridad en la mayoría de asentamientos, asegura diputada

Por la situación insegura muchos desplazados han preferido radicar en la cabecera municipal e incluso buscan asilo en los Estados Unidos. (Foto: especial)

Morelia, Mich.- Los enfrentamientos en la zona de Tierra Caliente alcanzaron a las familias desplazadas, reconoció la diputada local Fanny Arreola, del Distrito 15 de Apatzingán, al señalar que las áreas de refugio en Chandio y Puerta de Alambre, ahora también son objeto de ataques.

Esto ha orillado que las familias opten por quedarse de manera permanente en la cabecera municipal, zona que tendrá que absorber el desplazamiento de estas familias hasta que la seguridad esté garantizada en sus comunidades.

“Son comunidades que se encuentran a 20 kilómetros promedio de la cabecera municipal, es decir de brecha circulable y en buenas condiciones, en algunos de esos tramos, se estaban dando los enfrentamientos; sin embargo, ahora localidades como Chandio y Puerta de Alambre que es donde se refugiaron estas personas, también son un lugar de combate”.

Sumó otra serie de acontecimientos, como fue el asesinato de tres personas en el transporte público en la cabecera municipal la semana pasada, lo que evidencia “una situación compleja” en la región.

Señaló que hay una serie de actos de violencia y de enfrentamiento entre fuerzas militares y civiles, particularmente en la comunidad de Puerta de Alambre y Chandio, que eran refugio de los desplazados.

Son comunidades contiguas, ambas tienen células que los comandan y eso ha generado la confrontación de los habitantes de ambas localidades, aseguró.

Escuelas cerradas

También precisó que todas las localidades no tienen clases, pese a que aún no finaliza el ciclo escolar, lo que afecta a cerca de 600 alumnos.

“Clases de manera formal no hay, a lo mejor no se han cancelado, pero no asisten, por seguridad no hay. Bateas, Llano Grande son comunidades chicas, deben estar en los 60 o 80 alumnos de educación básica. Chandio, y Puerta de Alambre 500 alumnos”, comentó.

Expuso que en las Bateas, Llano Grande, Tepetate, se registra el regreso paulatino de varias familias a sus hogares, pero otras decidieron ya no retornar y se quedaron en la cabecera municipal, algunas de manera permanente, mientras que otro tanto optó por solicitar asilo en Estados Unidos.